También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Foto de cierre: Ese intuirse deletreado

La foto de cierre del domingo 6 de mayo de 2018. ABC
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

La foto con la que Fernando de Haro cierra 'La Mañana de Fin de Semana' del domingo 6 de mayo de 2018:

"Me quedo con una foto que aparece en el diario ABC. Una foto de un banco de la calle, en el que aparece sentado un hombre de espaldas. Un hombre mayor, chaqueta de verano, gorra elegante para tapar la cabeza, que tanto sirve para cubrir de la brisa de la mañana como de este sol de mayo que ya empieza a calentar. El hombre está sentado frente a un paisaje urbano que aparece desenfocado. Porla calidez suave de la luz, por el oro dulce y líquido que corona el cielo puede ser el comienzo del atardecer, el fin del día, hora de las nostalgias, hora en la que cesan algo los afanes que le distraen a uno. Hora en la que pronto, casi sin darse cuenta, le entra a uno por las plantas de los pies una tristeza amable por lo mucho deseado y no conseguido. Que vuelve mientras la tarde empieza a caer esa lucidez que sabe que , por más que uno consiga lo que se ha propuesto, seguirá uno inquieto, insatisfecho. El hombre de la foto es un hombre humilde, ha querido sentarse en un extremo del banco, como quien no quiere molestar, acaso como quien espera una compañía que está por llegar. Y el hombre de la foto, al caer la tarde, la tarde del día, la tarde la vida, mira hacia ese paisaje ordinario, cotidiano, paisaje de ciudad que se viste de oro, de una elegancia que ensalza hasta lo más habitual. Los rumores de la ciudad parecen acallarse, se quedan de fondo, y al hombre de la foto, de las entrañas, de las tripas, le sale un gran silencio. El hombre de la foto, a orillas ese gran silencio, habla consigo mismo, habla consigo mismo de lo que pasó y de lo que fue, y en esa conversación que se prolonga hasta bien entrada la noche, hasta que destella en el cielo el lucero, en esa conversación oye las voces todas, la voz del dolor que llegó pronto y que no se fue, la voz del amor que en la memoria tiene el olor de jazmines y que luego se hizo jardín tranquilo, la voz de la amistad, y entre las voces todos, siempre a orillas del gran silencio, en la tarde ya dorada, esa especie de eco, ese estar y no estar solo, ese intuirse deletreado entre las voces todas".

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado