También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'Fin de semana'

Cristina L. Schlichting: “Cifuentes o el problema de la verdad”

 
  • COPE.es

Hoy hay encuestas de intención de voto. El País repite que, en unas eventuales votaciones, Ciudadanos ganaría con un 28 por 100 de los votos, el PP iría segundo con un 20, estaría a 8 puntos; el PSOE tercero, con 19 por 100 y Podemos pisándole los talones , con 18%. Todos los partidos bajan ligeramente excepto el de Pablo Iglesias, que sube algo.

El País señala que el 84 por 100 de los electores cree que el tiempo de Rajoy ha pasado y que entre los propios votantes populares un 63 por 100 piensa que hay que cambiar de líder. Sobre el mismo asunto saca encuesta La Razón, que da datos completamente diferentes. Casi el 70 por 100 de los populares, un 69%, quiere que Rajoy siga. Preguntados sobre candidatos alternativos, los votantes eligen a Soraya Sáenz de Santamaría, casi empatada con Alberto Núñez Feijoo.

Las cosas no pintan bien para el partido Popular, que hubiese debido utilizar el Congreso que hoy se clausura en Sevilla para relanzar su proyecto. El foco, sin embargo, ha estado en si Cristina Cifuentes, tiene o no un máster por la universidad Juan Carlos I de Madrid y si debe o no dimitir. El siguiente asalto de este combate será mañana, cuando el PP presente o no su aquiescencia a la comisión de investigación que ha propuesto su socio en el gobierno, Ciudadanos.

Cifuentes dice que hizo el máster y que la Universidad ha perdido los documentos. Presenta para ello los datos de matrícula y de pago de tasas. El rector de la Universidad dice que no hay constancia de que defendiese el máster ni prueba del mismo.

¿Dónde está la verdad? Es desasosegante saber que el ser humano está condenado a moverse entre un piélago de mentiras. Cada vez nos perjudica más esta cultura donde los hechos dan igual y donde lo que importa es cómo se vendan a la opinión. Y, a la vez, hay muchos presuntos buscadores de la verdad que en realidad tienen otros objetivos. Se escucha por ejemplo a Pedro Sánchez acusar de ladrona a Cifuentes, de “pillar hasta que te pillen” cuando su partido está sentado en el banquillo sobre los ERES de Andalucía, por pillar, y sobre eso no dice ni mu. A nadie se le oculta que el súbito amor a la verdad de socialistas o podemitas tiene que ver con el deseo de liquidar a una tremenda rival política y tocar poder en su lugar.

Entre ansias de poder, propaganda y cinismo, casi no se puede respirar. Algo tan sencillo como que la gente pueda sacarse un título por una universidad y sentirse orgullosa de ello está perdiendo todo valor. Qué pena. Ignoro si Cristina Cifuentes saldrá de ésta y, desde luego, su tarea política poco tendrá que ver con que haya hecho o no un máster hace seis años. Pero lo que sí es claro es que los intereses se ponen por encima de todo y que ser político requiere un grado de cinismo y una piel de elefante muy notables.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado