También en directo
Ahora en vídeo

España

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TERRORISMO ETA

Zoido reitera que no habrá impunidad para ETA ni "cambalaches" con sus presos

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha reiterado hoy que "no va a haber impunidad alguna" para los crímenes de la banda terrorista ETA y ha garantizado que se mantendrá la política penitenciaria sin "cambalaches" ni negociaciones.

  • Agencia EFE

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha reiterado hoy que "no va a haber impunidad alguna" para los crímenes de la banda terrorista ETA y ha garantizado que se mantendrá la política penitenciaria sin "cambalaches" ni negociaciones.

Zoido ha pronunciado estas palabras en la presentación en Madrid del libro "Pardines. Cuando ETA empezó a matar", editado con motivo del cincuenta aniversario de la primera víctima mortal de ETA, el guardia civil José Antonio Pardines.

Pardines, gallego de 25 años, fue asesinado el 7 de junio de 1968 cuando regulaba el tráfico en una carretera de Guipúzcoa y paró el coche robado en el que viajaban los etarras Iñaki Sarasketa y Txabi Etxebarrieta, que murió horas después en un tiroteo en un control de la Guardia Civil.

Zoido, que hoy ha homenajeado en Calvià a las últimas víctimas mortales de la banda en España, los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, ha insistido en que el Gobierno va a mantener su política antiterrorista "porque es la que ha logrado que ETA asuma su derrota y porque así se lo debemos a las víctimas".

"No va a haber impunidad alguna; los crímenes se van a seguir investigando; los que tengan causas pendientes, seguiremos tras de ellos", ha afirmado el ministro.

Como una muestra de esa continuidad, ha destacado la operación abierta contra miembros de ETA en la que se han intervenido sus bienes para saldar ocho millones de euros en deudas por el impago de su responsabilidad civil.

"Nada ha cambiado y por lo tanto insisto en que la política penitenciaria va a seguir siendo la misma, basada en el cumplimiento estricto de lo que marca la ley, aunque algunos quieran contar y escribir cosas que no se corresponden con la realidad. No habrá cambalaches ni habrá negociaciones", ha recalcado.

El compromiso del Ejecutivo con las víctimas es el "cumplimiento estricto de la ley", memoria y justicia, ha reiterado Zoido, quien ha puesto como ejemplo el libro sobre Pardines.

Con prólogo del escritor Fernando Aramburu y coordinado por el director de la Fundación Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, y el responsable del área de investigación, Gaizka Fernández, historiadores, politólogos, periodistas y juristas analizan en la obra el "crimen fundacional" de ETA.

El libro, explican sus coordinadores, busca escribir la historia desde la perspectiva de las víctimas para evitar que triunfe el relato de los terroristas y disecciona tanto el asesinato de Pardines como a la sociedad vasca y española de la época, con testimonios y documentación de todas las partes implicadas.

En la obra se descarta la difundida teoría de que la primera víctima mortal de ETA fue la niña Begoña Urroz, que perdió la vida en junio de 1960 al estallar una bomba en la estación de tren de Amara, en San Sebastián.

Según Gaizka Fernández, todo apunta a que el responsable de aquel atentado fue el DRIL, un grupo hispanoluso antifranquista y antisalazarista.

"Pardines. Cuando ETA empezó a matar" busca recuperar la corta biografía de la primera y desconocida primera víctima de ETA; según una encuesta del año pasado sólo el 1,2 % de los vascos sabía su nombre, mientras que su asesino, Txabi Etxebarrieta, ha sido desde hace décadas objeto de homenajes en su tierra, denunció Fernández.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado