También en directo
Ahora en vídeo

España

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ETA JUICIO

Repiten el juicio al comando Otazua que anuló el TS por no investigar tortura

La Audiencia Nacional repetirá desde el miércoles el juicio a tres integrantes del comando Otazua de ETA al haber anulado el Tribunal Supremo las condenas que les fueron impuestas por la colocación de una bomba en una oficina del INEM en Bilbao por no haber sido investigadas las torturas que denunciaron.

  • Agencia EFE

La Audiencia Nacional repetirá desde el miércoles el juicio a tres integrantes del comando Otazua de ETA al haber anulado el Tribunal Supremo las condenas que les fueron impuestas por la colocación de una bomba en una oficina del INEM en Bilbao por no haber sido investigadas las torturas que denunciaron.

Ahora, la sección segunda de lo Penal, al acatar la decisión del Tribunal Supremo, ha fijado para el miércoles la repetición de este juicio por el que tres miembros del Otazua -Iñigo Zapirain, Beatriz Etxeberria y Saioa Sánchez- fueron condenados a 15 años de cárcel en la sentencia de la Audiencia Nacional que luego fue anulada.

El Supremo ordenó que se repitiera el juicio para aclarar si un testigo de cargo incriminó a Zapirain bajo torturas, teniendo en cuenta que en 2014 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó a España por no haber indagado la denuncia de torturas presentada por Beatriz Etxeberria durante los cinco días de incomunicación a la que fue sometida tras su detención en 2011.

En este nuevo juicio, la Fiscalía mantendrá su petición de 15 años de cárcel para cada uno de ellos por un delito de estragos terroristas, inhabilitación absoluta durante 25 años y prohibición de residencia en Bilbao durante 10 años una vez cumplida la pena de prisión.

Además, pide indemnizar al Estado por los daños en la oficina del INEM y a los propietarios de las viviendas y vehículos que resultaron afectados por la explosión, desperfectos que han sido valorados en un total de 93.400 euros.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, los tres se integraron en 2006 en el comando Otazua de ETA y en cumplimiento de sus fines, el 29 de enero de ese año, colocaron un artefacto explosivo en la oficina del INEM situada en la calle Santutxu de Bilbao.

El artefacto, compuesto por tres kilos de cloratita y carga explosiva de multiplicación, se encontraba dentro de una mochila junto a un letrero de "Peligro Bomba", por lo que al verlo un viandante avisó a la Ertzaintza y cuando los agentes estaban acordonando la zona "la explosión se produjo de forma inmediata".

La Fiscalía considera que el artefacto fue fabricado por Sánchez en el domicilio que compartían Zapirain y Etxebarria -entonces pareja-, ya que entre la labores de la primera "estaba el de la enseñanza y capacitación de estos en la manipulación y fabricación de explosivos.

En el primer juicio, los tres etarras negaron haber colocado el artefacto, que al estallar sin previo aviso causó heridas a un ertzaina.

Durante su declaración ante el tribunal, Zapirain y Etxebarria negaron que la tercera acusada, Saioa Sánchez, les captara para integrarse en el comando de ETA y les visitara en su domicilio para instruirles en el uso de explosivos.

Ambos se retractaron además de sus declaraciones ante la policía y el juez instructor, alegando que se hicieron bajo tortura, unas denuncias por las que estuvo imputado un guardia civil al que finalmente se le archivó el caso.

En el caso de Etxebarria, ha denunciado que los agentes la desnudaron, la tocaron y abusaron de ella en los cinco días que estuvo detenida antes de pasar a disposición judicial, y que cuando le habló al instructor de estas torturas, hizo "como quien oye llover".

Etxeberria y Zapirain acumulan condenas de más de 500 años de prisión por los asesinatos del policía Eduardo Puelles y del brigada Luis Conde, atentados perpetrados después de romperse el alto el fuego declarado por ETA con el atentado en la T-4, el 30 de diciembre de 2006.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado