También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
AUDIENCIA NACIONAL

El magistrado progresista que iba a juzgar el caso Bárcenas se va a La Haya

El magistrado progresista José Ricardo de Prada, uno de los tres que iba a formar parte del tribunal de la caja b del PP, dejará su puesto en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el próximo 23 de abril para trasladarse a trabajar en La Haya.

  • Agencia EFE

El magistrado progresista José Ricardo de Prada, uno de los tres que iba a formar parte del tribunal de la caja b del PP, dejará su puesto en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el próximo 23 de abril para trasladarse a trabajar en La Haya.

Así lo acordó la comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el pasado 8 de marzo, cuando declaró a De Prada en la situación administrativa de servicios especiales para desempeñar "el cargo de magistrado del mecanismo residual ante los tribunales internacionales de Naciones Unidas".

Así, formará parte del Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales (MRITP), un órgano de la ONU que se dedica a varias funciones relacionadas con los tribunales de las Naciones Unidad para la antigua Yugoslavia y Ruanda.

Entre las funciones de los 25 jueces que componen el MRITP están perseguir a fugitivos, conocer de apelaciones, revisar procedimientos, proteger a víctimas y testigos, supervisar el cumplimiento de sentencias y preservar los archivos de esos dos tribunales.

Su nombramiento como parte de este órgano de las Naciones Unidas no tiene caducidad, según el citado acuerdo publicado en el BOE, y cuando deje de ostentar el cargo podrá volver a su puesto en la sección segunda de la Audiencia Nacional.

De Prada fue uno de los magistrados que formó parte del tribunal que juzgó la primera época de la trama Gürtel (que enjuiciaba las actividades de la red corrupta de 1999 a 2005) y se disponía a juzgar la pieza de este caso sobre la supuesta caja b del PP, después de que el pasado febrero la Audiencia Nacional rechazara la petición de apartarle que había presentado el extesorero del partido Luis Bárcenas.

En el juicio a esa primera época de Gürtel, cuya sentencia está pendiente de dictarse con el magistrado Luis Hurtado como ponente, De Prada apoyó, junto al tercer componente del mismo, Julio de Diego, la declaración como testigo del presidente Mariano Rajoy.

Antes de los intentos de recusación en la pieza sobre la caja b del PP que se basa en los conocidos como papeles de Bárcenas, ya hubo intentos de apartarlo del juicio de Gürtel, concretamente por el considerado número dos de la trama, Pablo Crespo, quien adujo amistad con el primer instructor del caso, el exjuez Baltasar Garzón.

De Prada fue el ponente de la sentencia que condenó al exmilitar argentino Adolfo Scilingo por crímenes de lesa humanidad y estuvo ya destinado en servicios especiales en el tribunal de Bosnia-Herzegovina para crímenes de guerra.

Es conocido también por sus declaraciones sobre el terrorismo de ETA. Durante un encuentro sobre terrorismo, De Prada dijo que en España se han producido "de una manera clara muchos casos de tortura", lo que le valió sendas recusaciones en dos causas relacionadas con ETA que finalmente fueron rechazadas.

También han sido sonadas algunas de sus sentencias o, más bien, los votos particulares que ha adjuntado para discrepar de la opinión mayoritaria de sus compañeros de tribunal, como el que emitió en abril de 2011 justificando el denominado "chivatazo" con el que se habría alertado a ETA sobre una operación contra su red de extorsión en 2006 en el bar Faisán de Irún como parte "de un proceso de negociación política".

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado