También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

¿Ha llegado la paz al enclave de Treviño?

CONDADO TREVIÑO
El cartel del pueblo de Treviño con una b que indicaría como se escribe en Euskera | ADRIAN RUIZ DE HIERRO | EFE
  • COPE.ES
  • Agencias

La polémica con el enclave de Treviño ha vuelto, pero en esta ocasión, parece que lo ha hecho para poner fin a una situación preocupante desde hace largos años. El famoso enclave de Treviño, pertenece a Burgos pero se encuentra dentro del territorio de Álava. Está más cerca de Vitoria que de la capital burgalesa. La cuestión a discutir durante años, ha sido la petición de segregación de Castilla y León para anexionarse al País Vasco.

Treviño, del latín Trifinium, es una palabra utilizada para referirse a la frontera de tres territorios. La pasada semana la Diputación Foral de Álava y la Diputación Provincial de Burgos firmaron diversos convenios de colaboración para mejorar los servicios que se prestan a los ciudadanos de Treviño, en materias como los servicios sociales, la lucha contra la violencia machista o la educación.

ctv-upc-captura-trevio

Imagen de la localidad de Treviño

Estos convenios desarrollan el 'Acuerdo Marco' firmado por ambas administraciones en 2017 para coordinar sus actuaciones a la hora de atender a la población de este enclave.

Las diputaciones de Álava y Burgos han firmado siete convenios que se centran en materias como la protección civil y la atención de emergencias, en particular en materia de prevención y extinción de incendios y salvamento; o la integración y atención social a personas mayores, discapacitadas y dependientes, según ha informado en un comunicado la Diputación Foral de Álava. Estos convenios ponen fin a la precariedad de servicios que poseía el enclave desde hace años por culpa de los enfrentamientos entre las administraciones. Esta regulación de convenios se propuso en 1995, pero no ha sido hasta este año cuando realmente se han firmado.

Otro de los acuerdos se refiere a los protocolos y la coordinación en la lucha contra la violencia de género y en las políticas públicas en materia de igualdad. Asimismo, Álava y Burgos colaborarán en proyectos de conservación, mantenimiento y restauración de equipamientos e infraestructuras promovidos por los ayuntamientos del enclave de Treviño.

También se ha acordado la promoción de actividades culturales, educativas y de aprendizaje y normalización del euskera en el enclave, así como el impulso de proyectos de conservación, mantenimiento y restauración de bienes artísticos promovidos por los ayuntamientos de Treviño.

Tras la firma de los acuerdos, que se ha producido en un acto celebrado en Burgos, el diputado general de Álava, Ramiro González, ha subrayado la importancia de este tipo de convenios para "mejorar" la calidad de vida de los ciudadanos.

"Cuando existe voluntad de acuerdo, son los ciudadanos los que salen beneficiados. Este es un buen ejemplo de ello, con dos instituciones que hasta hace bien poco vivían prácticamente de espaldas la una de la otra, y que en estos momentos han sido capaces de ponerse de acuerdo para atender necesidades de vecinos de Trebiño", ha indicado.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, también se ha felicitado por los avances conseguidos tras varios meses de trabajo entre ambas instituciones.


 

Origen de la polémica en Treviño

Treviño ha sido durante años, un viejo objeto de deseo del nacionalismo vasco. Lo han intentado hasta tres veces. Los dos ayuntamientos que forman el enclave de Treviño: Condado de Treviño y La Puebla de Arganzón, en Burgos, decidieron mediante acuerdos plenarios aprobados por mayoría absoluta, iniciar los trámites para pedir la segregación de Castilla y León y anexionarse al País Vasco.

ctv-cnc-capturapuebladearganzon

Imagen de la localidad de La Puebla de Arganzón

En todas las ocasiones, 1980, 1998 y 2014, las peticiones chocaron con la oposición frontal de la Junta de Castilla y León, cuya negativa paralizó los expedientes.

Ubicado a apenas unos minutos en coche de Vitoria (Álava) y a más de una hora por autopista de peaje de Burgos, este minúsculo terreno burgalés de 222 kilómetros cuadrados, en el que apenas viven 1.500 habitantes, es un histórico objeto de deseo del nacionalismo vasco.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado