También en directo
Ahora en vídeo

España

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TERRORISMO YIHADISTA

Juzgan a un yihadista que volvió de Siria para atentar en la Sagrada Familia

La Audiencia Nacional juzga desde el lunes a Abdeljalil Ait El Kaid, un marroquí residente en España que fue detenido en Varsovia en junio de 2015 cuando volvía de Siria para atentar en Barcelona, siendo sus objetivos la Sagrada Familia, el Casino o un transporte público de Plaza de Cataluña.

  • Agencia EFE

La Audiencia Nacional juzga desde el lunes a Abdeljalil Ait El Kaid, un marroquí residente en España que fue detenido en Varsovia en junio de 2015 cuando volvía de Siria para atentar en Barcelona, siendo sus objetivos la Sagrada Familia, el Casino o un transporte público de Plaza de Cataluña.

La Fiscalía le pide 10 años de cárcel por pertenencia a organización terrorista como parte del grupo de combatientes extranjeros seleccionados por Dáesh para volver a Europa a cometer atentados como los perpetrados en París ese año y, en el caso de El Kaid, con un objetivo, el de la Sagrada Familia, que barajaron también los autores de los atentados del 17-A en Cataluña.

"El atentado o atentados se compondría de diversos ataques, pudiendo ser simultáneos o no, unos con explosivos (supuestamente en la Sagrada Familia) y otros mediante el uso de suicidas con armas de fuego e incluso armas blancas", relata el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales.

La intención era perpetrar esos atentados entre julio y septiembre de 2015 y para ello el acusado pretendía contar con un piso franco en el que preparar toda la operativa y "una persona habría realizado tareas de vigilancia, control y estudio de diversos puntos" de Barcelona para "hallar el mejor objetivo posible contra el que atentar".

A través de las redes sociales, en un grupo denominado "Musulmanes del Mundo", El Kaid llegó a contactar con una mujer, testigo protegido en esta causa, sobre la que inició un proceso de captación desde Siria tratando de convencerla de "la necesidad de que mujeres como ella se unieran a la organización para participar en la yihad violenta".

El acusado le planteó viajar a Siria para casarse con ella, o bien "volver a su país de residencia", como habían hecho otros combatientes, y "estar a la espera de recibir órdenes" para atentar en Europa, tal y como consta en una conversación entre ellos en febrero de 2015.

Durante casi un mes, El Kaid, que había llegado a Siria en 2014 para recibir entrenamiento militar, trató de comprobar que la persona con la que hablaba no era un policía y, una vez disipada esa sospecha, continuó con su labor de adoctrinamiento "desarrollando un alto nivel de confianza con la testigo".

Eso le permitió iniciar una nueva estrategia para tratar de convencerla de cometer atentados con mensajes como "debemos matar a los infieles allí en Europa como ellos están matando musulmanes aquí".

"Cuando la testigo mostró sus dudas y miedos de un ataque en España, el procesado le confirmó la existencia de armas y mujeres para llevar a cabo acciones y solo faltaría que acudiesen los hombres", relata el fiscal.

Al plantearle su posible vuelta a España, le pidió a la mujer que organizara la logística con una tercera persona para cometer un atentado.

"Primero si yo llego a venir te hablaré y alquilas una casa y nos casamos y vivimos un poco tranquilos los tres hasta que tengamos todo y estéis preparados y aprendes a manejar armas y trabajamos los tres", le propuso el acusado tras insistir en que no hablará de esto con nadie. "Es una orden, si vas a ser mi mujer tienes que obedecer lo que te digo", le advirtió.

Además del piso, también le pidió que alquilase un coche y le dio indicaciones para cambiar de hábitos y no infundir sospechas: "tienes que saber que no podéis esta con niqab (velo que cubre toda la cara de las mujeres, excepto los ojos) ni con barba, hay que ser como gente normal", tal y como estaba ya aleccionando por entonces el Dáesh.

En mayo de 2015, la Comisaría General de Información de los Mossos d'Esquadra "recibió información de posibles acciones terroristas que la organización del Estado Islámico podría estar planeando" en Barcelona y para ello "se estaría preparando en Siria a un grupo de operativos que se desplazarían a España".

Estos datos permitieron su detención en Varsovia en junio de 2015 y dos meses después fue arrestado en París Reda Hame, otro marroquí retornado de Siria que presagió la masacre de París al confesar que el EI había ordenado atentar en "lugares de grandes aglomeraciones como salas de fiesta, partidos de fútbol, conciertos, iglesias, como la Sagrada Familia de Barcelona", destaca la Fiscalía.

A todos estos indicios se suma que tanto Reda como El Kaid pertenecían a la katiba (célula) que lideraba en Raqqa (Siria) Abdel Hamid Abaaoud, "Abu Omar", líder del grupo que atentó en París y que fue abatido el 18 de noviembre en una operación antiterrorista.

Estas dos detenciones hicieron sospechar que ambos podrían formar parte de una operación "más amplia" de Daesh consistente en el envío de comandos para atentar en Europa.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado