También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SUCESOS ASCENSOR

Jueza cita como investigado celador hospital por accidente mortal ascensor

La jueza que investiga el accidente mortal ocurrido en agosto en un ascensor del hospital sevillano de Valme, en el que falleció la joven Rocío Cortés cuando era trasladada tras dar a luz, ha citado como investigado al celador que transportaba la camilla en el momento del siniestro.

  • Agencia EFE

La jueza que investiga el accidente mortal ocurrido en agosto en un ascensor del hospital sevillano de Valme, en el que falleció la joven Rocío Cortés cuando era trasladada tras dar a luz, ha citado como investigado al celador que transportaba la camilla en el momento del siniestro.

En una providencia del 9 de mayo, a la que ha tenido acceso Efe, la titular del juzgado de instrucción 1 de Sevilla, cita como investigado al celador el próximo 18 de junio, después de que el pasado 18 de enero tomase declaración al ascensorista de la empresa Orona encargado del mantenimiento de los elevadores del hospital el día del siniestro.

La declaración del celador había sido pedida tanto por la defensa del ascensorista como por la acusación particular que ejerce la familia de la víctima, y tras preguntar a la Fiscalía si debía citarlo en calidad de testigo o investigado, la jueza ha acordado tomarle declaración como investigado.

Los hechos ocurrieron el 20 de agosto cuando la joven Rocío Cortes era trasladada tras dar a luz a su tercera hija, y cuando se abrió la puerta del ascensor y el celador se disponía a sacarla, se activó con la puerta abierta y subió rápidamente, provocando un impacto por el que la joven murió en el acto.

El informe del Grupo de Homicidios remitido al juzgado en octubre alude tanto a la investigación de la gerencia del hospital como al peritaje de la entidad Atisae como "organismo de control designado por la Delegación de Industria", que descartó el fallo eléctrico o mecánico en el ascensor y apuntó al fallo humano.

Según los peritos, desde que el celador llama por la red interna al centro de control para avisar de la avería hasta que el ascensorista llega al lugar del accidente "transcurren tres minutos en los que no se tiene constancia" de sus actuaciones.

En ese tiempo pudo producirse "algún tipo de manipulación en el centro de control del ascensor" de forma manual que permitiera que el ascensor se pusiera en marcha con la puerta abierta.

En su informe, Atisae señala que los datos de averías y anomalías que se producen en ascensores se guardan en una memoria RAM que se alimenta de la red eléctrica, pero que tiene una pila en caso de que se corte la corriente "que debe mantenerlos guardados durante algún tiempo".

En el ascensor accidentado se comprobó "que las señales se habían borrado", por lo que a petición de la acusación particular la jueza ordenó a la Policía Científica que "aclare las razones del borrado de la información de la CPU del ascensor" y estudiar la posible recuperación de datos.

En la misma providencia del 9 de mayo, la jueza ordena completar el informe de Atisae y libra oficio a Telefónica para que facilite al Grupo de Homicidios el registro de las llamadas realizadas por el ascensorista.

También requiere a las aseguradoras AIG y Zurich que comuniquen si han indemnizado a los familiares de la víctima.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado