También en directo
Ahora en vídeo

España

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
VIÑETAS ATLÁNTICO

José Ramón Sánchez diseñó los carteles del PSOE en 1977 pero dijo no en 2004

A Coruña, 10 ago (EFE).- El histórico dibujante español, y autor de los carteles electorales del PSOE en las primeras elecciones democráticas de 1977, José Ramón Sánchez, ha confesado hoy en A Coruña que le dijo "no a Pepe Blanco" cuando lo llamó para encargarle el diseño del cartel electoral del 2004.,Sánchez (Santander, 1936), que a sus 81 años presenta estos días en A Coruña su primera novela gráfica, "Moby Dick", dentro de la cita con el certamen Viñetas desde el Atlántico, ha explicado en r

  • Agencia EFE

El histórico dibujante español, y autor de los carteles electorales del PSOE en las primeras elecciones democráticas de 1977, José Ramón Sánchez, ha confesado hoy en A Coruña que le dijo "no a Pepe Blanco" cuando lo llamó para encargarle el diseño del cartel electoral del 2004.

Sánchez (Santander, 1936), que a sus 81 años presenta estos días en A Coruña su primera novela gráfica, "Moby Dick", dentro de la cita con el certamen Viñetas desde el Atlántico, ha explicado en rueda de prensa la razón de esa negativa: "La campaña de las primeras elecciones la pude hacer en un momento pletórico, de ilusión, de sueños de democracia", y ahí lo ha dejado.

Durante su comparecencia ante los medios ha recordado cómo el diseño de aquellos carteles fue la causa de que durante un tiempo su nombre tuviese una "marca" y estuviese vetado en Televisión Española, controlada entonces por UCD.

"UCD me consideraba un hombre de izquierdas, y el Partido Comunista creía que era de centro", ha explicado este ilustrador y ha añadido que quienes fueron niños en los 80 lo recordarán por dibujar en directo en el programa "Sabadabadá" y en "Un globo, dos globos, tres globos".

Sánchez ha contado hoy en la rueda de prensa que su sueño desde niño era "llegar a dibujar bien para hacer una historieta"; lo ha conseguido con 80 años y nada menos que con una obra de 180 páginas hecha a lápiz.

Ha contado, asimismo, que ha querido ser austero por fidelidad a un criterio que ha regido su manera de vivir, el de un niño que cuando comenzó a dibujar en los años 40 lo hacía precisamente con un lápiz y que rememora como un auténtico lujo la primera vez que por Reyes le regalaron una plumilla y un tintero de tinta china.

"Ni te cuento cuando otro año me regalaron una caja de lápices de colores Alpino, que eran malísimos y se rompían por todas partes. Los lápices como los Faber eran para los ricos", ha afirmado entre risas.

El dibujante ha señalado que una de las grandes lecciones que ha aprendido desde que se ha acercado al "colectivo" del cómic "es el nivel de compromiso que tienen y eso me influye mucho y me cambia como persona".

En este sentido ha revelado que tiene en mente una serie sobre la Guerra Civil española y la Gran Depresión americana, "creo que sería un material buenísimo para un cómic comprometido", ha afirmado.

José Ramón Sánchez ha compartido rueda de prensa con otro histórico de la historieta española, Ángel de la Calle, ganador del último Salón del Cómic de Barcelona.

De la Calle, que presenta en A Coruña su última obra "Pinturas de guerra", ha explicado que cada vez que le preguntan por qué hizo esta última novela gráfica responde: "Porque había que hacerlo".

El autor ha contado que la idea comenzó a gestarse en una visita a Buenos Aires, viendo a las madres de Plaza de Mayo portando las fotocopias de las fotos de los rostros de los desaparecidos.

Para el dibujante esta visión -las madres portando esas fotocopias- es una de las mejores obras de arte contemporáneo del siglo XX; pero al margen de esto, aquello le hizo reflexionar y pensar que "era como si en España nos pusiésemos a dar vueltecitas en pleno franquismo debajo de las ventanas del Pardo. No se hizo porque no había huevos", ha afirmado.

Lo que sí le quedó claro a De la Calle es que todo lo que había detrás de esa visión había que contarlo, y ese fue el origen de "Pinturas de guerra", una reflexión sobre infinidad de cuestiones, entre ellas, la tortura, "algo en lo que no conseguimos ponernos de acuerdo, lo mismo que ocurre con la paz", dice.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado