También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JUSTICIA SANIDAD

Exjefe Hospital de Cruces niega prevaricación en contratos de sanidad vasca

El exjefe de Calidad del Hospital de Cruces José Carlos Margüello, juzgado desde hoy por prevaricación, ha asegurado que solo tenía una representación "simbólica" en la empresa contratada en 2006 para gestionar las listas de espera por el departamento vasco de Sanidad, dirigido entonces por Gabriel Inclán (PNV).

  • Agencia EFE

El exjefe de Calidad del Hospital de Cruces José Carlos Margüello, juzgado desde hoy por prevaricación, ha asegurado que solo tenía una representación "simbólica" en la empresa contratada en 2006 para gestionar las listas de espera por el departamento vasco de Sanidad, dirigido entonces por Gabriel Inclán (PNV).

"Nunca me involucré en la empresa, ni de forma previa, ni antes, ni después; ni intermedié con ninguna entidad pública para que le adjudicarán contratos" a la empresa Gestión de Servicios Sanitarios XXI, en la que solo tenía una representación del 1 por ciento, ha afirmado Margüello en la primera sesión del juicio que se celebra en la Audiencia de Bizkaia.

Margüello esta acusado de los delitos de prevaricación, malversación, fraudes ilegales contra la administración pública y negociaciones prohibidas a funcionarios públicos.

Junto a él, también están acusados María Nieves Fernández, considerada testaferro tanto de la empresa citada como de Rehabilidom, también vinculada a Margüello; el responsable territorial de Bizkaia en esa época, José Ramón Elorriaga, y el exviceconsejero de Sanidad Rafael Cerdán.

La Fiscalía considera que se cometieron irregularidades en esas adjudicaciones que supusieron una pérdida de 6,8 millones de euros a las arcas públicas y pide para los tres primeros penas de 11 años de cárcel, y 6,5 años para Cerdán, mientras que el Gobierno Vasco, que también está personado, solo reclama que se restablezca al Ejecutivo lo que se considere en la sentencia.

En su declaración, Margüello ha mantenido que aceptó entrar en la empresa Gestión de Sevicios Sanitaros XXI por "amistad y apoyo" a María Nieves Fernández, y ha añadido que "nunca" estuvo en el día a día de la empresa, ni cobró de esa sociedad, ni hizo gestiones "formales o informales" para que la administración sanitaria le adjudicase contratos.

Sobre el hecho de que firmó un contrato en nombre de esa empresa con un clínica privada, ha explicado que se debió "únicamente" a que María Nieves Fernández estaba de viaje en ese momento, y ha asegurado que no intervino en nada más relacionado con esa sociedad.

María Nieves Fernández, por su parte, ha sostenido la misma versión que Margüello y ha asegurado que ella gestionaba la empresa, cuyo objetivo era aligerar las listas de espera de la red pública.

Su trabajo consistía en derivar esos pacientes a una clínica privada, con la que había firmado el convenio Margüello, y a un cuadro médico, que ella había conseguido formar entre profesionales de la propia red pública y también de la privada.

Lo más visto