También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SUCESOS ROBOS

Detenidos tres varones por cometer más de 40 robos en domicilios zaragozanos

Zaragoza, 28 jun (EFE).- La Policía Nacional ha detenido a tres varones como presuntos autores de más de 40 robos con fuerza en domicilios, cometidos a lo largo de los dos últimos meses en diferentes barrios de Zaragoza.,Los detenidos presentaban un alto grado de organización y especialización y tenían pensado asentarse en la ciudad cara al verano.,Son dos ciudadanos de origen ruso, M.S. e I.K., y uno georgiano, B.U., y pertenecían a una célula de origen georgiano con carácter itinerante.,Se les

  • Agencia EFE

La Policía Nacional ha detenido a tres varones como presuntos autores de más de 40 robos con fuerza en domicilios, cometidos a lo largo de los dos últimos meses en diferentes barrios de Zaragoza.

Los detenidos presentaban un alto grado de organización y especialización y tenían pensado asentarse en la ciudad cara al verano.

Son dos ciudadanos de origen ruso, M.S. e I.K., y uno georgiano, B.U., y pertenecían a una célula de origen georgiano con carácter itinerante.

Se les imputa también un delito de falsificación de documento público por haberse hecho pasar por estudiantes israelíes que venían hacer un máster en verano con el fin de circular por Zaragoza sin llamar la atención, ha explicado hoy el inspector jefe del Grupo de Robos, Fernando Sánchez, en rueda de prensa.

En total, la Policía Nacional ha incautado unas 1.000 joyas, de las cuales 400 eran de oro y diamantes; 9.000 euros y diferentes herramientas con las que la banda accedía a las viviendas, como las ganzúas que fabricaban los propios ladrones con varillas de paraguas para todo tipo de cerraduras, incluso para aquellas que los agentes pensaban que eran infranqueables, según ha destacado Sánchez antes de recalcar la especialización del grupo.

En este sentido, ha situado la operación policial, denominada Shalom, como "uno de los mayores golpes a las bandas organizadas de origen georgiano en Aragón, ya que ha permitido recuperar las piezas robadas y detener a los individuos antes de que comenzaran su campaña de verano".

Por su parte, el comisario jefe de la Brigada Judicial, Antonio Royo, ha destacado la dificultad que ha conllevado la operación, pues este grupo "trabajaba teniendo en cuenta muchas medidas de seguridad y con el máximo cuidado en las entradas y salidas de los domicilios" para comprobar "si había habido alguna reacción policial".

Al respecto, ha señalado que la forma en la que actuaban recordaba a la propia de organizaciones terroristas como ETA. "La mafia georgiana está estructurada en células independientes que solo tienen que dar cuenta al ladrón de ley, que es el jefe de la operación, y aportar un dinero a la caja común", según ha explicado Royo.

Precisamente, esa aportación es la que precipitó la detención de uno de los sospechosos que se dirigía a Barcelona para entregar la parte del dinero y de las joyas robadas que correspondía a la organización, según han considerado los agentes policiales.

A partir de aquí, la Policía Nacional procedió a la detención de los otros dos integrantes de la célula. Uno de ellos, B.U., el que los agentes piensan que es el líder del grupo, se encontraba en el momento de la detención con varios bombillos y ganzúas practicando la cerrajería, así como modificando las ganzúas a conveniencia de cada cerradura.

Respecto al modus operandi utilizado, la banda tenía dos formas principales de actuar. La primera, entre semana, mientras los propietarios realizaban su vida cotidiana, de tal forma que tocaban al timbre y si comprobaban durante varios días que no había nadie a esa hora, accedían a la vivienda y los robos eran rápidos, de cuestión de horas, ha destacado Sánchez.

Asimismo, ha dicho, se han detectado días en los que no ha habido robos, semanas en los que se han dado en uno o dos pisos y otras en las que se han registrado hasta un total de doce hurtos.

La segunda forma de actuación consistía en marcar las puertas con señuelos de plástico, piezas transparentes de tamaño milimétrico que dejaban en los marcos para, posteriormente, acceder a ella, ha explicado.

Los robos se cometían siempre con la vivienda vacía, ya que el grupo "no se arriesgaba a que hubiera violencia o alguna persona que pudiera identificarlos", ha apuntado.

Por último, según han informado, los detenidos han estado viviendo a costa del dinero robado que gastaban, entre otras cosas, en ropa de alta gama y zapatos por valor de 400 euros.

Lo más visto