También en directo
Ahora en vídeo

España

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
NEGLIGENCIA MÉDICA

Condenan a pagar 1,2 millones a un niño con colon extirpado por negligencia

Barcelona, 7 may (EFE).- La Audiencia de Barcelona ha condenado al Hospital de Nens de Barcelona a indemnizar con casi 1,2 millones de euros a la familia de un niño al que se tuvo que extirpar el colon y el recto debido a una infección intestinal producida por el estreñimiento que sufría desde los dos años.,En su sentencia, a que ha tenido acceso Efe, la sección 16ª de la Audiencia de Barcelona estima el recurso presentado por los padres del menor y eleva hasta 1,17 millones de euros más interes

  • Agencia EFE

La Audiencia de Barcelona ha condenado al Hospital de Nens de Barcelona a indemnizar con casi 1,2 millones de euros a la familia de un niño al que se tuvo que extirpar el colon y el recto debido a una infección intestinal producida por el estreñimiento que sufría desde los dos años.

En su sentencia, a que ha tenido acceso Efe, la sección 16ª de la Audiencia de Barcelona estima el recurso presentado por los padres del menor y eleva hasta 1,17 millones de euros más intereses la indemnización que percibir por la familia, que un juzgado de primera instancia había cifrado inicialmente en 225.000 euros.

La sentencia, que condena al Hospital de Nens que trató al paciente y a sus aseguradoras, considera que hubo negligencia médica al abordar la patología que sufría el niño, quien debido a la extirpación de parte del colon y el recto está obligado ahora a defecar en una bolsa a través de una abertura practicada en el abdomen.

El niño, con dos años de edad, fue atendido en el Hospital de Nens de Barcelona en verano del 2006 porque sufría estreñimiento desde hacía meses y desviado a la Clínica Corachán de Barcelona para que se le practicaran varias pruebas diagnósticas.

El centro programó las pruebas para el 6 de octubre de 2006, pero a última hora del día anterior empeoró el estado del niño y fue trasladado al Hospital de Sant Pau de Barcelona, en el que según los jueces ingresó en "estado general definido como catastrófico" y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente debido al shock séptico que presentaba por megacolon tóxico.

En la operación, al niño se le extirpó todo el colon, una porción del intestino delgado y parte del recto, lo que obligó a practicarle una ileostomía para dar salida a sus residuos digestivos.

La sentencia, que hoy avanza el periódico El Punt Avui, cree que está "muy claro" que el niño sufrió una gran dilatación del colon por acumulación de heces y concluye que el paciente "no fue debidamente atendido", dado que los médicos "no adoptaron las medidas necesarias para que se produjese una evacuación efectiva".

"Dada esa situación y los peligros que acechaban, la sala tiene la convicción de que los facultativos debieron desimpactar al niño, para eliminar o reducir la presión a la que estaba sometiendo su colon", añade la Audiencia de Barcelona.

El tribunal admite que la dolencia del menor pudo ser desencadenada por causas distintas, "pero se trata de una mera posibilidad, carente de toda prueba que la soporte y que no puede prevalecer ante el fenómeno indiscutible a la acumulación de restos defecables que no tuvieron salida".

La indemnización otorgada a la familia incluye 234.050 euros con los que la sala pretende compensar el hecho de que la madre del menor tuviera que abandonar su empleo, en el que tenía contrato indefinido, para cuidar al niño y acompañarlo a las constantes visitas médicas.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado