También en directo
Ahora en vídeo

España

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TRÁFICO ANIMALES (Crónica)

De China a Cobo Calleja: El peligroso cangrejo invasor que acaba en el plato

Laura Camacho.

  • Agencia EFE

Laura Camacho.

Una nave del polígono madrileño de Cobo Calleja (Fuenlabrada) se convirtió en una lonja de venta al por mayor sin control de cangrejos chinos, una especie invasora prohibida. La Guardia Civil sigue la pista para atrás -como el crustáceo- para descubrir cómo llegan a España en barcos estos peligrosos ejemplares vivos.

Los investigadores del Seprona de la Guardia Civil de Madrid han intervenido esta semana 80 kilos de "Eriocheir Sinensis", el nombre científico del cangrejo chino, también llamado cangrejo de Sanghai, en una nave regentada por un ciudadano chino. De lo incautado, diez kilos estaban cargados en un camión a punto de partir hacia Bilbao.

Pero la actuación, la primera de este tipo en Madrid del Seprona según las fuentes consultadas, no fue casual, ya que hace casi un mes la Policía Municipal de Madrid retiró casi 400 cangrejos chinos al inspeccionar cuatro supermercados asiáticos del barrio madrileño de Usera.

Es en estos locales donde el crustáceo tiene salida comercial, al considerarse un producto habitual de la gastronomía china, por lo que la Guardia Civil investiga si detrás de esta venta ilegal hay una red dedicada a la importación de cangrejos chinos, una de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo según el listado de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Detectado el punto de venta al por mayor en Cobo Calleja y algunos minoristas, fuentes de la investigación indican a Efe que ahora tratan de seguir el hilo para localizar cómo llegan ocultos en contenedores estos cangrejos, a qué puerto y cómo se transportan.

Las fuentes señalan que los investigadores trabajan con la idea de que los cangrejos viajan desde China a temperaturas y en condiciones que permiten que lleguen vivos, que pasan por el puerto más grande de Europa, el de Róterdam, en Holanda, y de ahí a España camuflados en alguna otra mercancía asiática y, por tanto, con un etiquetado de la carga falsificado.

Una vez en España, el destino de los cangrejos sería Cobo Calleja, el polígono industrial copado por naves de venta al por mayor de artículos asiáticos y objeto de decenas de redadas policiales relacionadas con blanqueo de capitales y evasión de impuestos. Aquí, apuntan las fuentes, se habría establecido el punto de distribución e importación de los ejemplares.

En el caso del consumo humano su peligrosidad va ligado al nulo control sanitario y a que son "hospedadoras" de un parásito que puede contagiarse con su ingesta y provocar paragonimosis, una enfermedad por la que se infectan los pulmones y que puede provocar bronquitis, tos seca, fiebre, sangre y dolores similares a una tuberculosis.

Su impacto medioambiental tampoco es desdeñable. Luis Suárez, responsable del programa de especies de la organización WWF, explica a Efe que el cangrejo chino habita y desarrolla en agua dulce y que el peligro de que llegue a nuestro hábitat reside en su alta capacidad para dañarlo.

"El cangrejo chino se alimenta de ejemplares jóvenes pescables y de larvas e invertebrados que son sustento de otras especies, pero también por gran capacidad de reproducción, un alta concentración de este tipo de crustáceo erosiona gravemente las riberas pro la excavación de galerías", alerta Suárez.

Hace la fecha no se ha detectado presencia de "Eriocheir Sinensis" en ríos españoles, y solo hace una década la Junta de Andalucía se vio obligada a poner en marcha un programa de control al localizar una abundante población de cangrejos invasores en el río Guadalquvir.

En 2010, recuerda Luis Suárez citando los resultados de este programa, se había controlado su presencia, aunque sigue manteniendo la vigilancia y la implicación de los pescadores de la zona para advertir a las autoridades su presencia.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado