También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JUICIO HUELGA 14N

Acusados de desórdenes en la huelga general de 2012 niegan su participación

Pablo Alberdi y Jorge Merino, dos sindicalistas acusados de desórdenes públicos en unos incidentes en Logroño en la huelga general del 14 de noviembre de 2012, han negado hoy haber agredido a los policías y han asegurado que pidieron calma al resto de manifestantes, según han declarado en el juicio.

  • Agencia EFE

Pablo Alberdi y Jorge Merino, dos sindicalistas acusados de desórdenes públicos en unos incidentes en Logroño en la huelga general del 14 de noviembre de 2012, han negado hoy haber agredido a los policías y han asegurado que pidieron calma al resto de manifestantes, según han declarado en el juicio.

La vista, que se prolongará en el Juzgado Penal 1 de Logroño hasta el próximo once de abril y que es el único que queda pendiente en España por los incidentes de esa huelga general, se ha desarrollado durante más de siete horas.

Las partes han empleado más de una hora en plantear varias demandas a la jueza sobre la admisión de testigos y pruebas documentales y periciales en las cuestiones previas, porque la Policía borró sus grabaciones sobre estos incidentes.

El fiscal y el abogado del Estado piden una pena total de seis años y nueve meses a Pablo Alberdi como presunto autor de los delitos de desórdenes públicos, atentado y lesiones a un agente, y a Jorge Merino, dos años de prisión por desórdenes públicos, mientras sus defensas reclaman la absolución.

Ambos han dado a conocer su identidad públicamente desde 2013, cuando se constituyó la plataforma Stop Represión, creada por diferentes movimientos sociales para defender la inocencia de estos dos sindicalistas de la CNT.

En esta causa se imputó a un tercer hombre, afiliado a UGT y que ha mantenido su anonimato estos cinco años y quien hoy ha pactado con la Fiscalía una pena de seis meses de prisión -sustituible por el pago de una multa de 720 euros- al reconocer un delito de lesiones, en vez de los de desórdenes públicos y atentado, por los que le pedían una pena de cuatro años y medio.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado