También en directo
Ahora en vídeo

Economía

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Este martes se publican los datos de paro del mes de marzo

El Gobierno mantiene la previsión de que la tasa de paro baje a una media del 15,5 % en 2018, la misma estimación que hizo en el proyecto presupuestario enviado a Bruselas en octubre, de acuerdo con el nuevo cuadro macroeconómico

España podría recuperar en 2019 los 20,5 millones de afiliados...
España podría recuperar en 2019 los 20,5 millones de afiliados que tenía su mercado laboral antes de las crisis económica y del empleo | EFE
  • Redacción COPE
  • Agencias

El Ministerio de Empleo publica este martes los datos de afiliación a la Seguridad Social y el paro registrado en los servicios públicos de empleo de marzo, después de que en febrero se sumaran 81.483 ocupados al sistema y el paroretrocediera a niveles de 2009. El Gobierno mantiene la previsión de que la tasa de paro baje a una media del 15,5 % en 2018, la misma estimación que hizo en el proyecto presupuestario enviado a Bruselas en octubre, de acuerdo con el nuevo cuadro macroeconómico publicado en las últimas horas. Por el contrario, ha mejorado una décima la previsión de creación de empleo, medida en contabilidad nacional (puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo), al subirla del 2,4 al 2,5 %. En términos EPA (Encuesta de Población Activa), el Ejecutivo estima que se cerrará 2018 con un total 19.473.000 ocupados, 475.000 más que en 2017, y con 3.428.000 parados, 339.000 menos que un año antes. Con esas cifras, la tasa de paro se situará al cierre del año en el 15 % de la población activa, un punto y medio menos que al cierre de 2017.

España podría recuperar en 2019 los 20,5 millones de afiliados que tenía su mercado laboral antes de las crisis económica y del empleo, según las previsiones de la patronal de agencias de empleo Asempleo. La patronal hace estas estimaciones tras un crecimiento de alrededor del 10 % del número de ocupados -algo más de 1,8 millones más-, que se ha producido en el mercado laboral español entre el cuarto trimestre de 2013, que registró el nivel más bajo, y los mismos meses de 2017. Con motivo de la crisis económica, la curva de Beveridge -que relaciona el número de vacantes de empleo existentes sobre la población activa con la tasa de paro- se desplazó hacia la derecha por la escasez de nuevas ofertas y el crecimiento del número de parados. Con la recuperación económica, la curva está retomando poco a poco su situación de partida y, de los 80 desempleados por vacante observados en el tercer trimestre de 2015, se ha pasado a 45 dos años después, gracias tanto a un incremento del número de vacantes (un 33 % más en el periodo analizado) como a un descenso en el de parados ( un 23 % menos).

Este desplazamiento de la curva hacia la izquierda responde a los cambios estructurales y la política económica -reforma laboral de 2012, negociación colectiva, política monetaria expansiva del BCE o caída de los precios de la energía, entre otros factores-, que han generado mayor flexibilidad en el mercado de trabajo. Pese a la mejora observada, la ratio de parados por vacante cuadruplica la media comunitaria de 9,6 personas frente a 45,2 en España.

Lo más visto