También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MÚSICA DISCO (Entrevista)

El Twanguero lanza un disco "como un mapa musical de Los Ángeles"

Javier Herrero.

  • Agencia EFE

Javier Herrero.

Diego García, el español que mejor saber "hacer cantar a la guitarra", lo que le valió el apelativo de El Twanguero (por esa reverberación nasal conocida como "twang"), vuelve al mercado con un álbum diverso en el que caben cumbia, rumba y Ennio Morricone, como si fuese "un mapa musical de Los Ángeles".

"Es la ciudad en la que estoy viviendo desde hace un año y a mí, donde me agarra la vida, me sale un disco. Para la música este lugar es además el lugar más importante con diferencia, porque están todos los estilos y conviven muy bien con el 'mainstream' sin que este anule todo lo demás", explica en una entrevista con Efe.

Ganador de dos Grammy Latinos por su trabajo con Diego El Cigala, García (Valencia, 1976) es un compositor, guitarrista y vocalista muy versátil, amante de las músicas tradicionales y con un largo recorrido en el que ha acompañado a otros grandes de la música, como Andrés Calamaro, Santiago Auserón, Fito Páez o Bunbury.

En el autoeditado "Electric sunset", se sumerge por primera vez en una derivación norteamericana de la cumbia que sonaba mucho en el barrio en el que reside, muy evolucionada respecto a sus orígenes colombianos, "con un toque medio africano" que, reconoce, al principio le costaba entender.

"Pero bendito sea todo eso, porque en cada disco intento aprender algo", afirma quien se define como "un viajero que se alimenta de los lugares, de sus músicas y de sus músicos".

Esa forma de vivir este arte, "con el corazón abierto", le llevó a otro fenómeno de su especie, el libanés Ara Malikian, con el que contactó durante un fugaz viaje a Madrid para recoger el Premio de la Música Independiente (MIN) al mejor disco de músicas del mundo por su anterior álbum, "Carreteras secundarias" (2017), que era un recorrido sonoro por el norte de América.

Juntos establecieron "un diálogo sencillo" de cuerdas de guitarra a cuerdas de violín que se concretó en una peculiar versión con ecos del este de "Rasca Yú", uno de los temas que no traza senda alguna por el mapa angelino junto a "Gernika", que arranca con una percusión muy profunda, "como si sobre ella cayeran las bombas" de nuevo.

"Es como mirar un cuadro y que te hable, pues empieza con una tonalidad menor, triste y oscura, pero luego se va a una mayor, dando cabida a la esperanza de las generaciones venideras", desgrana.

Para García no existe colisión entre este pasodoble producido por Candy Caramelo y el resto del álbum, "porque de alguna manera ese género está implícito en los boleros y en los tangos, cosas que los latinos llevaron a Los Ángeles".

"Si lo haces de manera natural, es totalmente creíble. Yo hago la música que me toca el alma y creo que así se llega al público", opina.

Grabado entre Madrid, Los Ángeles y Tucson, en EE.UU., este trabajo ha sido mezclado por Craig Schumacher (Calexico, Necko Case, Depedro) y masterizado por J. J. Golden en Ventura (California).

"Electric sunset" posee el sonido fronterizo de las bandas sonoras de Ennio Morricone en su tema titular, con el que arranca, antes de ofrecer otros ingredientes reseñables, como la colaboración con la Orkesta Mendoza en la rumba "Me voy pa'la Tusa", su reinterpretación de "La media vuelta" de José Alfredo Jiménez y su homenaje al escritor Gabriel García Márquez en "Gabo".

"Le conocí cuando acompañaba a El Cigala, porque era muy fan suyo y vino a varios conciertos, el último en el Auditorio Nacional de México; pasamos toda la tarde hablando de un montón de cosas, entre otras de Fidel Castro y de literatura. Aquel día me marcó mucho y me pareció justo dedicarle algo", cuenta este músico, que volverá a España tras el verano para iniciar su gira de conciertos.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado