También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FESTIVAL SÓNAR

El radar del Sónar sigue pendiente de los sonidos periféricos más heterodoxos

Sergio Andreu y Augusto Magaña

  • Agencia EFE

Sergio Andreu y Augusto Magaña

Los rastreos del festival Sónar no esquivan las periferias, y año tras año aterrizan en Barcelona artistas de latitudes musicales extrañas a las que el calificativo de exótico les queda corto, del tipo de los congoleños KOKOKÓ! o los malasios The Venopian Solitude que hoy han actuado dispuestos a asaltar la ortodoxia del canon occidental.

Los ojos del público más desprejuiciado en esta jornada inaugural estaban pendientes del colectivo africano KOKOKÓ! -formación de la que también forma parte el productor francés Debruit- que se han enfilado hacia el escenario Village cuando el sol que apretaba de lo lindo creaba el ecosistema ideal para los sonidos de corte meridional.

Este combo, cuyos orígenes hay que buscarlos en el barrio de Ngwaka de Kinshasa, -al que se ha subido el productor francés Débruit que ya estuvo en Sónar en 2014- son unos currantes del africanismo musical construido, sobre todo, a base de percusión libérrima y de beats, ingredientes con los que ya han sacado dos EP y tienen previsto lanzar ahora un trabajo largo.

Vestidos para el tajo, con un mono amarillo canario que atrapaba la retina a distancia, estos lutieres callejeros -construyen sus propios instrumentos con materiales de lo más variado, encontrados por aquí y por allí- cuentan con un discurso desprejuiciado, psicodélicamente tribal -a riesgo de parecer obvio- y encaminado al baile.

Lo artesanal y lo digital se diluyen sin provocar rechazo, una mezcolanza nada indigesta. Al contrario, sus voces -que llegan a copiar el sonido de las vuvuzelas y que se van alternando a los micrófonos- tienen algo de mantra reconfortante, recitados que sirven de terapia que invita a olvidar problemas.

Los malasios The Venopian Solitude han tenido el honor de inaugurar al mediodía este Sónar 2018, algo que podrán poner en su todavía corta biografía (su primer álbum "Hikayat Perawan Majnun" data de 2014) que han ido construyendo en la liga-fusión del electropop excéntrico, repleto de guiños hacia el folk, e incluso el ska más festivo.

La instrumentalista y cantante Suiko Takahama -que ha ido saltando en su repertorio del inglés al malayo- es la frontwoman de esta banda -que cuenta con otros seis miembros- que juega sin rubor al eclecticismo, y que al igual que los KOKOKÓ, dan una importancia capital a la percusión, aunque su lista de instrumentos, incorpore también teclados digitales, guitarras eléctricas y otros como el xilofón o la pandereta.

Por su parte, el productor egipcio Rozzma ha hecho una demostración de su versatilidad en el escenario SónarXS, en el que ha rapeado, mezclado e incluso bailado. El DJ ha hecho vibrar la sala con una muestra del estilo único que lo define: mezcla de sonidos psicodélicos, bajos intensos y un ritmo golpeador que ha puesto a bailar a todo el público.

Además de estas bandas y artistas alejados de los circuitos europeos (y anglosajones en general), en esta primera jornada del Sonar ha habido además un hueco para propuestas de artistas de "segunda generación", es decir, músicos nacidos en un país diferente al de sus padres, pero que no han renunciado a la herencia de sus orígenes.

Es el caso Simbiatu Ajikawo, una "rapera" británica de origen nigeriano que se ha hecho popular como Little Simz, y que hoy ha demostrado una dominio total de las tablas con una elegante y potente personalidad, recitados fluidos, en los que combina las influencias del r&b y ciertas raíces old school del hip-hop.

Otro ejemplo lo ha puesto Yaeji, la norteamericana de nacimiento, aunque de padres procedentes de Corea del Sur, que ha relevado a Little Simz con una sesión tras los platos de trazo grueso en los que ha ido cogiendo el micro para acompañar los temas que iba pinchando, sin importar mucho si utiliza el idioma de sus padres, o el acento de su Nueva York natal.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado