También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JORGE HERRALDE

El mundo del libro homenajea a Jorge Herralde, "el gran ingeniero editor"

Editores, escritores, agentes literarios, libreros y jóvenes estudiantes se han reunido esta tarde en Barcelona para participar en el homenaje a Jorge Herralde, "el gran ingeniero editor", que ha organizado el Máster en Edición de la Universidad Pompeu Fabra, donde también ha impartido cursos.

  • Agencia EFE

Editores, escritores, agentes literarios, libreros y jóvenes estudiantes se han reunido esta tarde en Barcelona para participar en el homenaje a Jorge Herralde, "el gran ingeniero editor", que ha organizado el Máster en Edición de la Universidad Pompeu Fabra, donde también ha impartido cursos.

Considerado uno de los mejores editores literarios del mundo, Herralde fundó hace 49 años editorial Anagrama, con un catálogo de unos 4.000 títulos, y fue su director entre 1969 y 2017, cuando pasó el testigo a Silvia Sesé, tras haber llegado a un acuerdo con el grupo italiano Feltrinelli, que actualmente es el propietario.

El acto ha empezado con la intervención del director del Máster, Javier Aparicio Maydeu, quien ha glosado la figura del homenajeado y ha destacado su "matemático equilibrio entre lo que hay que leer y lo que hay que vender".

Por problemas familiares, no ha podido asistir Carlo Feltrinelli, quien, sin embargo, ha hecho llegar un escrito sobre su "gran amigo" y "un gigante de la cultura europea contemporánea".

"En este contexto -ha proseguido Feltrinelli- la obra de Herralde representa aún más una brújula para continuar una aventura necesaria e ineludible".

Antes de que Herralde tomara la palabra, la subdirectora del Máster, Carlota Torrents, ha rememorado aquel mes de mayo de 1997 cuando se inició el proyecto y el creador de Anagrama protagonizó una clase magistral en la que expuso cómo debía ser un proyecto editorial.

Según el documento, que Torrents guarda plastificado, tiene que ser "coherente, reconocible y riguroso, aunque sin rigor mortis" y también ha de saber "resistir a la ganancia inmediata" y saber decir que no "mejor a un primer libro que a un segundo o a un tercero", actuando el editor como un "Doctor No".

No olvidaba en ese escrito la importancia de la promoción, de los agentes literarios, de los cambios tecnológicos y acababa aseverando que es "incompatible" ser a la vez escritor y editor.

Su esposa Lali Gubern, quien le ha acompañado a lo largo de los años, también ha intervenido y ha rememorado cómo en estas casi cinco décadas han tejido relaciones de amistad con otros editores y escritores como Tom Wolfe, Charles Bukowski, con quien vivieron una "desopilante" cena en Los Ángeles, Sergio Pitol, Ricardo Piglia, Patrick Modiano, Kazuo Ishiguro o Richard Ford.

Los estudiantes del último curso del máster han iniciado entonces un turno de preguntas en las que Herralde ha hecho gala de su particular ironía y británico sentido del humor aseverando que nunca se ha arrepentido de haber escogido este oficio y tampoco ha dejado pasar que está "absolutamente vacunado contra las peripecias del ego, viendo y sufriendo el de los escritores, con dimensiones descomunales".

Ha dejado caer que escoger a Silvia Sesé ha sido uno de los mayores aciertos de su vida editorial", ha mostrado su preocupación por Amazon, ha negado que Anagrama haya publicado nunca un libro malo y ha bromeado que el consejo que da a un joven que quiera ser editor es que pase antes como becario por Anagrama.

Ya al final, se ha mostrado muy honrado y emocionado con el homenaje, recordando a otros editores con los que ha mantenido una relación de amistad, desde Juan Manuel Lara a Núria Cabutí, y ha reflexionado: "Atravesamos tiempos de incertidumbres en los que todo conspira contra la lectura, las librerías, con concentraciones editoriales cada vez más concentradas, en una sociedad del algoritmo, pero hay más editoriales que nunca".

A su juicio, "no desaparecerá la pulsión editorial" porque "somos una secta orgullosa e irreductible".

Antes de terminar el discurso, ha citado a unas cuantas editoriales barcelonesas, desde Janés y Barral, a Lumen, Tusquets o Edicions 62, afirmando que "Barcelona es la patria de la edición en lengua española y literaria" y ha dicho que no podía terminar sin mencionar a cinco de sus autores, ya fallecidos: Carmen Martín Gaite, Roberto Bolaño, Ricardo Piglia, Rafael Chirbes y Sergio Pitol.

Sin ellos, ha concluido, Anagrama y su vida "no hubieran sido las mismas".

Entre el público había escritores como Sergi Pàmies, Núria Amat, Milena Busquets, Jordi Puntí, Jordi Gràcia, editores como Juan Cerezo, Claudio López de Lamadrid, Joaquim Palau o agentes literarios como Luis Miguel Palomares Balcells o Anna Soler-Pont.

Lo más visto