También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las obras de Sorolla, expuestas en caballetes de cristal

La cúpula de centro Neimeyer de Avilés sirve de enclave para la exposición “Pedro Masaveu: pasión por Sorolla”

Las obras de Sorolla, expuestas en caballetes de cristal
 

La cúpula de centro Neimeyer de Avilés sirve de enclave para la exposición “Pedro Masaveu: pasión por Sorolla”, donde se nos muestran sesenta obras de primer nivel del pintor valenciano sobre caballetes de cristal. Una exposición única por su enfoque que sirve como homenaje a Pedro Masaveu, uno de los coleccionistas de arte más importantes del mundo en el 25 aniversario de su muerte.

La cúpula del centro Neymeyer, de arquitectura circular, suponía un reto expositivo que se subsanó utilizando los caballetes de cristal diseñados por Lina Bogardi para el museo de Sao Paulo, en Brasil, que tiene todos los paramentos de cristal. “Provoca una sensación muy especial, nunca antes percibida en España” explica a COPE Blanca Pons-Sorolla, la bisnieta del artista y comisaria de la exposición. “Permite ver la magnitud de la exposición en un golpe y al mismo tiempo la independencia de cada obra. Es como si observásemos al artista trabajando en una obra al aire libre”, comenta. 

Las obras de Sorolla, expuestas en caballetes de cristal

Al margen de la espectacularidad del montaje, por primera vez podemos ver la colección competa de Pedro Masaveu, el mayor coleccionista de obras de Sorolla: las de la fundación y las cedidas al Principado de Asturias. Las pinturas se complementan con apuntes que el artista valenciano tomó en sus distintas estancias en el principado. Son apuntes de pequeño formato de parajes del principado, que suplen la falta de paisajes en la exposición. También fotografías de Sorolla: retratos suyos desde la infancia, con su familia, y pintando al aire libre las obras expuestas en Avilés.

La relación de Sorolla con la fotografía fue determinante en su trabajo. A los 15 años, nos cuenta su bisnieta, conoció al fotógrafo Antonio García Peris, que luego se convertiría en su suegro. A parte de financiarle los estudios, García Péris le mostró el mundo a través de un objetivo fotográfico. “Esto hace que sus obras tengan composiciones muy modernas”. También está presente en la pintura de Sorolla el inicio del cine, con imágenes en movimientos como la reflejada en el cuadro “corriendo por la playa” fechado en 1.908 y que podemos ver estos días en Avilés, con otras tan importantes como “mi mujer y mis hijas en el jardín”, “plata de valencia. Sol de tarde” o “cosiendo la vela”. La exposición estará abierta hasta el 6 de enero. 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado