También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JOSÉ EDUARDO AGUALUSA (Entrevista)

José Eduardo Agualusa: "El racismo siempre parte de la ignorancia"

Irene Dalmases,Barcelona, 27 abr (EFE).- Nacido en Huambo, en el altiplano central de Angola, el escritor José Eduardo Agualusa está considerado uno de los escritores en lengua portuguesa más importantes de su generación. En su última novela, "Teoría general del olvido", trata sobre el miedo al otro.,En una entrevista con Efe, señala que cuando empezó a dar forma al libro pensó que sería una reflexión sobre la xenofobia y, por ello, escogió a una portuguesa como protagonista, Ludo, una mujer que

  • Agencia EFE

Irene Dalmases

Nacido en Huambo, en el altiplano central de Angola, el escritor José Eduardo Agualusa está considerado uno de los escritores en lengua portuguesa más importantes de su generación. En su última novela, "Teoría general del olvido", trata sobre el miedo al otro.

En una entrevista con Efe, señala que cuando empezó a dar forma al libro pensó que sería una reflexión sobre la xenofobia y, por ello, escogió a una portuguesa como protagonista, Ludo, una mujer que va a vivir a Luanda, la capital de Angola, forzada, y con una postura muy racista con respecto a la población local, aunque poco a poco, "se irá salvando gracias a un niño".

A su juicio, "este niño la liberará en el momento en el que entenderá que el otro, al final, es ella misma y que no hay otro, que no hay motivo para tener miedo, el miedo al otro es un absurdo". "El racismo siempre parte de la ignorancia", apostilla.

Publicado por Edhasa y Periscopi, en este título, con el que ha ganado el Premio Internacional de Literatura Dublín 2017 y ha sido finalista del Man Booker Internacional, Agualusa narra la historia de Ludo, quien en la vigilia de la independencia de Angola, reconocida en noviembre de 1975, atemorizada por la agitación de la calle, construye un muro de ladrillos frente a la puerta de su piso, en un lujoso y alto edificio de Luanda, y se enclaustra dentro.

Allí sobrevivirá durante casi treinta años cultivando verduras en la terraza y cazando palomas, junto al perro Fantasma, un pastor alemán albino, rodeada de libros y escribiendo un diario, que acabará trasladando a las paredes del piso con trozos de carbón, cuando ya haya quemado todo el papel que había en la casa.

Mientras está allí encerrada, Angola pasará de ser un país colonizado a otro que vivirá una larga guerra civil, para acabar desembocando en un sistema capitalista.

Agualusa rememora que estuvo años gestando la novela, puesto que empezó como un guión de cine de una película que nunca se llegó a filmar y luego quedó en un cajón, pero el personaje de Ludo fue madurando en su interior.

"Creo que esta mujer, este personaje protagonista, entró dentro de mi en un período en el que en Angola se vivía una gran intolerancia política y yo tuve problemas porque en una entrevista dije que el primer presidente del país fue un poeta mediocre, lo que, por increíble que parezca, provocó un gran alboroto", afirma.

Recibió amenazas de muerte e incluso, un jurista, que hoy es muy conocido y diputado en el Parlamento, "defendió la recuperación de la pena de muerte y dijo que yo tenía que ser fusilado por traición a la patria, lo que me espantó mucho".

En ese momento, vivía y escribía en un edificio que fue el más lujoso de la época colonial en la capital angoleña y "pensaba en la posibilidad de qué ocurriría si no saliera de casa, cómo sobreviviría".

Asimismo, con una prosa poética y con fogonazos de un particular sentido del humor, aborda el miedo que se instala en las personas en los regímenes totalitarios. "El miedo nos roba la individualidad, nos roba la vida", asevera.

También la irracionalidad, "algo que ocurre en todos los países del mundo que viven situaciones de falta de estado, como por ejemplo, sucedió en los noventa en Yugoslavia".

Descendiente de colonos portugueses, Agualusa se muestra esperanzado con la evolución de su país, porque con el nuevo presidente "hay señales de un cierto cambio, de una lucha contra la corrupción, de perseguir incluso a los hijos del anterior presidente como Isabel dos Santos, una de las personas más ricas del país".

Actualmente residente en la Isla de Mozambique, en una casa frente al mar, dice echar en falta Angola, pero "en Luanda la vida es tan intensa, tan difícil, que, de alguna manera me ciega con respecto a la realidad".

"Creo -prosigue- que en Luanda la gente está tan centrada en vivir que es muy difícil escribir".

Por otra parte, reivindica la construcción de bibliotecas en toda África, unas instituciones que ve como "armas de construcción masivas" al entender que la lectura "nos acerca los unos a los otros, nos mejora, nos metemos en la piel de los otros, vemos el mundo a través de los otros, lo que supone un ejercicio de alteridad esencial".

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado