También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EXPOSICIÓN FOTOGRAFÍA

El fotógrafo Pío Cabanillas capta el instante de la naturaleza en "Surcos"

El fotógrafo Pío Cabanillas recoge los instantes "únicos e irrepetibles" de la naturaleza en "Surcos", una exposición que capta la belleza de paisajes "descontextualizados", porque, según declara el artista en una entrevista con Efe, "no importa dónde se han realizado sino la impresión que causan".

  • Agencia EFE

El fotógrafo Pío Cabanillas recoge los instantes "únicos e irrepetibles" de la naturaleza en "Surcos", una exposición que capta la belleza de paisajes "descontextualizados", porque, según declara el artista en una entrevista con Efe, "no importa dónde se han realizado sino la impresión que causan".

"Mis fotos no tienen título o localización, no me interesa eso. En lo museos siempre veo a todo el mundo mirando la plaquita con el nombre del cuadro y del autor, pero a mí no me gusta distraer con eso, porque quiero que el público se centre en la foto y sienta sorpresa y emoción", ha dicho hoy el artista en la inauguración de la muestra, en la madrileña Galería Aina Nowack.

Cabanillas (Madrid, 1958) ha realizado varias exposiciones fotográficas de elementos naturales como "Gea" o "Baroque". Sin embargo, mientras que sus anteriores trabajos estaban centrados en las líneas y en las formas y en el uso del blanco y negro, en "Surcos" "prima el color y la luz", con una fotografía "muy cercana a la pintura".

"Juego mucho con el efecto acuarela, que es un efecto mucho más pictórico que fotográfico. Las vanguardias y el expresionismo probablemente han influido en mi manera de componer y la manera de pensar lo que quiero hacer, más que la técnica fotográfica en sí", ha explicado Cabanillas.

El desierto de Nazca, las islas Gálapagos, paisajes de Kenia y Canadá o el Salar de Uyuni son algunos de los lugares en los que Cabanillas ha realizado sus fotografías sin ningún tipo de apoyo, más allá de la cámara que lleva consigo y su propia manera de trabajar.

"Muy pocas veces utilizo un monopié, porque no me importa mucho eso. Siempre he creído que hay en la naturaleza eso que decía Cartier-Bresson del instante, que se aplicaba normalmente a escenas de personas o situaciones, pero que también puede aplicarse a la naturaleza, porque, aunque parezca mucho más estática y más fija, no lo es", ha afirmado.

Una de las obsesiones del artista es mostrar al público que cada sitio, cada momento es "único" y que es imposible abarcar la "grandeza" de la naturaleza y de las formas y los colores, por lo que ha decidido encaminarse por la fotografía paisajística, aunque no descarta otros rumbos.

"Normalmente, la crítica te encasilla un poco y, como te sientes cómodo haciendo lo que haces, pues sigues ese camino. Pero a mí me gusta exactamente igual hacer un retrato o hacer una escena urbana. Tengo mucha fotografía de blanco y negro frente a color y de personas frente a paisajes", afirma.

Cabanillas, que fue ministro portavoz entre 2000 y 2002, durante el Gobierno de José María Aznar, lleva "casi toda la vida" realizando fotografías, aunque se animó a realizar exposiciones hace dos décadas, cuando varios de sus amigos le convencieron y hasta ahora, dice, le ha ido "muy bien".

Al comparar la política con la fotografía, Cabanillas asegura que "no hay color" porque para él la política era "un servicio y un esfuerzo para con el país", mientras que hacer fotografía es su "pasión": "Con la fotografía me siento yo y expreso lo que llevo dentro".

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado