También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FESTIVAL SANTANDER (Crónica)

FIS inaugura su 67 edición con la Orquesta Sinfónica de RTVE y Barry Douglas

Maru G.Robles

  • Agencia EFE

Maru G.Robles

El Festival Internacional de Santander (FIS) ha inaugurado esta noche su 67 edición con el concierto de la Orquesta Sinfónica de RTVE, que ha interpretado la Sinfonía número 4 de Tchaikovski, y la Obertura de Coriolano y el concierto de piano y orquesta número 3 de Beethoven con el irlandés Barry Douglas.

El público del Palacio de Festivales de Cantabria ha acabado aplaudiendo con fervor a la orquesta española y al pianista irlandés, que han tenido que salir en varias ocasiones a escena para recibir el agradecimiento de los presentes en esta apertura del FIS.

El Festival Internacional de Santander se prolongará hasta el 25 de agosto con más de un centenar de citas de música clásica, barroca, contemporánea y danza, además de los habituales marcos históricos.

Bajo la batuta de Miguel Ángel Gómez Martínez, la Orquesta Sinfónica de RTVE ha protagonizado esta noche los primeros acordes del FIS con la Obertura de Coriolano, la obra compuesta en 1807 por Beethoven en homenaje a la irreverencia de Cayo Marcio Coriolano, político y militar desterrado de Roma por su vida de excesos y que lideró una ofensiva contra su propia ciudad en el siglo V antes de Cristo.

La Obertura, compuesta por Beethoven en do menor, ha comenzado con un abrupto inicio, característico de las obras del músico alemán, con dos motivos en 'forte' y 'piano' como primer tema de la estructura de esta sonata, mientras que la segunda parte, en la tonalidad de mi bemol mayor, ha sonado más lírica y orgánica.

Tras su primera interpretación de Beethoven, el silencio se ha hecho con la Sala Argenta del Palacio de Festivales de Cantabria mientras los músicos de la orquesta se retiraban del escenario para dar paso en las tablas a los técnicos que han colocado el piano de Barry Douglas.

Una vez realizadas las tareas para que todo estuviera dispuesto en el escenario, han salido de nuevo ante el público los integrantes de la Orquesta Sinfónica de RTVE y, tras ellos, después de afinar sus instrumentos, han aparecido, entre fuertes aplausos del público, Gómez Martínez y el pianista irlandés.

Los sonidos del concierto para piano y orquesta número 3 en do menor de Beethoven han sido los siguientes que se han escuchado en la Sala Argenta, con un 'alegro con brio', al inicio de esta obra, habitual para los conciertos para solista. En este caso el irlandés Barry Douglas.

El siguiente movimiento, el central de esta obra, ha sido un 'largo', compuesto por el músico alemán en mi mayor, lo que crea una sensación etérea y con movimientos rápidos.

Este concierto ha finalizado con un rondó 'molto allegro', que ha llevado a muchos de los asistentes al FIS a gritar "bravos" cuando Douglas y la orquesta han acabado este movimiento.

Hasta en tres ocasiones, después de su actuación, el pianista ha tenido que volver a las tablas de la Sala Argenta para saludar al público que ha aplaudido su actuación.

Tras el descanso, el piano ha vuelto a desaparecer de las tablas y una Orquesta Sinfónica de RTVE, en este caso con todos sus componentes, ha comenzado a interpretar la Sinfonía número 4 de Tchaikovski, estrenada en 1878 y estructurada, como es habitual en estas obras, en cuatro movimientos.

Una fanfarria, que el músico ruso describió como "el destino", abre esta sinfonía, con un primer movimiento que por sus dimensiones -parecido a una sonata- sobrepasa al resto de movimientos de la obra.

Un melancólico oboe ha sido el protagonista del comienzo del segundo movimiento de esta composición del músico ruso, que en la tercera parte de su sinfonía incluyó el conocido 'pizzicato' que realiza primero toda la cuerda, para después dar paso al contrastante de la sección de viento.

El final de esta sinfonía es explosivo y vigoroso, con una interpretación al unísono de la cuerda y el viento, una nueva fanfarria, y un cierre en fa mayor de carácter más lóbrego e intenso.

Los aplausos han llenado, tras ese final, la Sala Argenta del Palacio de Festivales de Cantabria, que ha contado esta noche, para la inauguración de la 67 edición del FIS, con las principales autoridades de la comunidad, como el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la del Parlamento, Lola Gorostiaga, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el delegado de Gobierno, Pablo Zuloaga.

El director de la Orquesta Sinfónica de RTVE ha salido hasta en cuatro ocasiones al escenario llamado por los aplausos continuos del público asistente, aunque finalmente, a pesar de que algunos lo esperaban, no se ha producido un bis en este concierto, que se ha prolongado durante más de dos horas.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado