También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CRISTINA ANDREU (Entrevista)

Cristina Andreu, presidenta de CIMA: "Tenemos que influir en los contenidos"

Alicia G.Arribas

  • Agencia EFE

Alicia G.Arribas

"¿Cómo podemos cambiar la sociedad si no cambiamos los estereotipos?", se pregunta Cristina Andreu, nueva presidenta de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA), convencida de que el camino pasa por cambiar los contenidos machistas que se deslizan en los guiones de los audiovisuales que se hacen en España.

"No puede ser que las mujeres, que somos más del 50 %, no podamos contar nuestra visión de la vida. ¿Cómo podremos cambiar la sociedad si no cambiamos los estereotipos?, tenemos que influir en los contenidos", en cine y en televisión, afirma tajante en una entrevista con Efe.

Y advierte de que no se refiere "a hacer películas con discurso feminista. Es posible otra mirada, que se vea lo que pensamos y vivimos las mujeres, sin que eso signifique que tengamos nada en contra de los hombres", aclara.

Acaba de acceder a la presidencia de CIMA pero no es una recién llegada; fue socia fundadora y ha trabajado desde la directiva en los últimos años junto a Virginia Yagüe, a la que sucede y conserva como vicepresidenta.

Tiene muy claro que si Yagüe puso a la asociación en los medios y actuó como goma arábiga con sus compañeras, su misión pasa ahora por conseguir que la igualdad impregne los audiovisuales, como "la gota que horada la piedra".

La frase, con la que Virginia Yagüe se despide de las responsabilidades al frente de CIMA, es un guante que recoge Andreu de mil amores.

"Es que eso se logra con mujeres en guion, producción y dirección de cine y televisión, esos son los lugares responsables de los contenidos. A nosotras nos preocupa, luchamos, por la igualdad en el puesto de trabajo, pero también nos importa el contenido", advierte.

Y se indigna cuando escucha que "no hay mujeres" que situar en puestos relevantes, o que sus trabajos "no son buenos".

"Lo que hay es pocas mujeres trabajando, eso sí es cierto. Es terrible que falten sonidistas, directoras de fotografía, compositoras, es increíble, son muy necesarias", considera y para remediarlo, explica, pondrán en marcha el programa Impulsa que potenciará equipos de guionista y productora, a los que asesorarán hasta que sus proyectos puedan llevarse a productoras grandes.

CIMA fue fundada por una veintena de cineastas lideradas por Josefina Molina en 2006 y hoy ha crecido hasta ser un referente: "Ya es difícil montar una mesa redonda o un jurado donde no esté CIMA", presume Andreu.

En estos años CIMA ha realizado campañas para denunciar la desigualdad de las mujeres en la industria cinematográfica y televisiva, la más llamativa, la distribución de abanicos rojos con el lema "#Más mujeres", presentada en la gala de los Goya 2018.

Pero el panorama sigue siendo "demoledor", reconoce Andreu, con cifras tan vergonzantes como que sólo el siete por ciento de las películas que se hicieron el año pasado tuvieron una mujer en la dirección; sus producciones son siempre más baratas y ni plataformas ni televisiones suelen confiar en ellas para los proyectos grandes.

De hecho, apostilla, "Telecinco ha producido este año por primera vez a una mujer, a Gracia Querejeta".

La presidenta de CIMA echa en falta que los hombres del cine no se asombren ni quieran cambiar las cosas; "si de verdad creen tanto en la igualdad deberían ser ellos los que sintieran que esto es un horror. "Hay un aprovechamiento de la igualdad, yo no me creo que todos los que se declaran feministas hoy lo sean".

El problema, opina, es "de educación, por supuesto, pero eso es un pastel tan grande que no está a nuestro alcance cambiarlo"; por eso, dice, se conformaría con que se obligase a cumplir la Ley de Igualdad: "Cualquier ley que no se cumple conlleva multas. Y no solo hablo del cine", apunta.

La asociación está satisfecha con el trabajo realizado por Óscar Grahefenhain que, como director del ICAA, logró incluir en la orden ministerial del cine beneficios para las mujeres cineastas, medidas de discriminación positiva con las que Andreu está muy de acuerdo.

"Esto es un movimiento pendular y habrá que empujar mientras no esté equilibrado. No se lo que conseguiremos, pero mientras nos miren, hay que aprovechar el momento y no dar ni un paso para atrás".

Lo más visto