También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JAZZ VITORIA (Previsión)

Cory Henry evangeliza el Festival de Jazz de Vitoria con sus Funk Apostles

Javier Vegas

  • Agencia EFE

Javier Vegas

Cory Henry y sus Funk Apostles han convertido al funk a la parroquia asistente a la cuarta jornada de la 42 edición del Festival de Jazz de Vitoria en una velada que ha arrancado con sabor local y una interesante propuesta de fusión entre el jazz y la música sinfónica.

Apenas ha sido necesaria media docena de composiciones para que el apostolado por el funk, como expresión actual de la música negra afroamericana, de Henry y los suyos haya hecho mella en el público que ha poblado, sin llegar a llenar a pesar de la interesante oferta de la noche, las localidades del pabellón de Mendizorroza.

Tras su órgano hammond convertido en púlpito y acompañado de una sólida formación integrada por dos vocalistas, bajo, guitarra, batería y un teclado adicional, Cory Henry ha arrancado con ecos de James Brown un concierto en el que ha intercalado temas propios con otros de procedencia diversa, que en todo caso ha sabido llevar al terreno en el que se mueve a gusto: el funk.

Este joven músico, que inició su andadura en el mundo del góspel y que goza de gran respeto y admiración entre las aficiones del funk, el jazz e incluso el hip hop, ha recorrido y compartido con el público del festival sus particulares interpretaciones de temas como "Stayin' Alive", de los Bee Gees, composiciones de Prince, Wonder, Jackson y el tema con el que ha terminado, el ya clásico "Proud Mary".

La noche en Mendizorroza la ha abierto una propuesta armada en clave local pero con la solvencia necesaria para ocupar el espacio preferente de un festival como este de Vitoria.

La Gasteizko Ganbara Orkesta, (Orquesta de Cámara de Vitoria), integrada por más de 30 músicos locales bajo la batuta de Iker Sánchez, y con la colaboración del cuarteto liderado por el saxofonista valenciano Perico Sambeat, han ofrecido a los asistentes un ejercicio de fusión entre la música de cámara y el jazz bajo los arreglos del barcelonés Miguel Blanco.

Por el pabellón vitoriano han desfilado "Daphnis et Chloé" de Ravel, "Música Callada" de Mompou junto con obras de Thelonious Monk o del propio Perico Sambeat.

La orquesta vitoriana ha ofrecido en todo momento un perfecto contrapunto al discurso musical del propio Sambeat y de sus músicos, Joan Díez al piano, Masa Kamaguchi al contrabajo y Marc Miralta a la batería, en una primera parte que ha terminado con la interpretación, ya a solas con Perico Sambeat, de "Pavana para una infanta difunta" del propio Ravel.

Horas antes, por la tarde, el público asistente al ciclo de Jazz del Siglo XXI, que un día más han llenado el patio de butacas y los anfiteatros del Teatro Principal, ha podido asistir a un ortodoxo concierto de jazz que han protagonizado el cuarteto Bridges con la presencia como invitado del saxofonista Seamus Blake.

Cerca de hora y media de concierto que ha dejado un buen sabor de boca entre los numerosos asistentes que esperaban con expectación este encuentro con ese jazz más cercano a lo que muchos abonados entienden como jazz puro o académico,

Aún queda para abonados y público en general una última jornada en la que convivirán sobre el escenario de Mendizorroza el funk en su más pura esencia protagonizado por la Brooklyn Funk Essentials y por la más discotequera propuesta de Kool & the Gang, y la esperada presencia por primera vez en vitoria del trompetista italiano Fabrizio Bosso, que compartirá el escenario del Teatro Principal con el trío de Fred Nardin.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado