También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Reparto de unos 200 adhesivos

Almassora impulsa una campaña para proteger sus farolas de los orines de perros

El Ayuntamiento de Almassora ha iniciado la campaña de sensibilización para proteger las farolas del municipio de los orines de los perros, una problemática que se repite en diferentes zonas.

Almassora farolas
  • Redacción

Bajo la denominación “El pipí me destruye”, el Servicio Municipal de Mantenimiento y Logística (SMML) instalará estas banderolas en aquellos puntos que sufren la conducta irresponsable de determinados dueños de mascotas.

 

En esta ocasión, el departamento de Medio Ambiente ha invertido 1.900 euros para la compra de 200 adhesivos que se repartirán en diferentes puntos del casco urbano, la playa y el paraje de Santa Quitèria donde ha detectado una mayor incidencia de la corrosión en las farolas por efecto de la orina de los animales. En concreto, 130 placas protegerán la parte inferior de farolas ubicadas en el centro del municipio, 60 lo harán en el distrito marítimo y las 10 restantes corresponden a las que alumbran el paseo de Santa Quitèria.

 

El SMML ha instalado esta mañana los primeros adhesivos en la calle San Jaime, donde el vecindario sufre las molestias de los dueños que no llevan a sus mascotas a las zonas acotadas. El resto de pegatinas del casco urbano se distribuirán entre el parque Manolo Pesudo, el Grupo Pío XII y la calle San Rafael, además de la plaza Víctimas del Terrorismo y Darremur, en la conexión con la senda de la desembocadura del Millars.

 

Por otro lado, la playa concentrará los adhesivos en Om Blanch y la avenida Mediterránea, las inmediaciones de la ermita del Roser del Mar, Vora Riu y Camí la Mar. El paseo de Santa Quitèria, junto al ermitorio de la patrona, incorporará el resto de placas que pretende concienciar a la población para atajar la corrosión que sufren las bases de las farolas que acumulan orines.

 

Para la concejala de Medio Ambiente, “se trata de una cuestión de civismo, de cumplir la ordenanza municipal que nos recuerda que tener mascotas comporta unas obligaciones para mantener la higiene de la ciudad y molestar lo menos posible al vecindario”. Además de ello, el consistorio recuerda el gasto que supone a las arcas públicas recuperar el mobiliario y sustituir las farolas que daña el orín de los animales, “y que se sufraga con cargo al contribuyente”.

 

Así las cosas, la edil ha instado a atender esta campaña informativa, además de utilizar los diferentes servicios que pone a disposición el consistorio para mantener la ciudad limpia. Es el caso del teléfono de recogida gratuita de voluminosos (964216134). Los usuarios, a través de la cita previa, pueden sacar a la puerta de casa los lunes todos aquellos enseres que no necesiten a coste cero.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado