También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El camping que alojó a guardias civiles tras el 1--O anuncia amenazas y ataques

ANDALUCIA. Sevilla. Sucesos. Detenidos cinco presuntos autores de robos en...
Pie de Foto: Imagen de archivo de una patrulla de la Guardia Civil | ARCHIVO/GUARDIACIVIL
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Desde que alojaron a agentes de la Guardia Civil tras el referéndum ilegal del 1 de octubre, los responsables del camping Illa Mateua, en la Escala (Girona) han recibido escritos o correos electrónicos insultándolos, también han recibido amenazas o han aparecido pintadas en sus instalaciones, acusándoles por ejemplo, de ser "cómplices del 155" o de ser unos "traidores". Ni "oblit ni perdó" (ni olvido ni perdón), dice otra de las pintadas. Unos hechos que ya han denunciado ante los Mossos de Esquadra.

La portavoz del cámping, Eva Trias, ha explicado que algunas de las personas que les han hecho llegar estos comentarios no se esconden y han reconocido que forman parte de los llamados comités de defensa de la república, los CDR. Por este motivo les ha dolido especialmente que el Ayuntamiento de la Escala aprobase hace unos días una moción en contra de la criminalización de los CDR. En declaraciones a COPE, Trias lamenta que "nos dicen que son gente pacífica, y yo les digo que vengan a nosotros a explicarnos que son pacíficos con todo lo que llevamos vivido desde que acogimos a los guardias civiles en octubre". 

Aún así, y a pesar de los ataques que están recbiendo, Trias dice que las reservas no se han visto afectadas. Y eso que hace unas semanas aparecieron por el pueblo y por los alrededores del cámping carteles donde se hacía mala publicidad del establecimiento. Pero la portavoz del Illa Mateua deja claro que en el cámping todos "tienen cabida, todos son bien recibidos", y desde la dirección sólo se "dedican a trabajar como hemos hecho siempre".

Eva Trias ha recordado que fue una agencia la que se puso en contacto con el cámping por si podían alojar agentes de la Guardia Civil en octubre del año pasado. Valoraron todas las opciones, también consultaron al personal y decidieron seguir adelante. "Sabíamos que pasarían cosas", añade Trias, pero también "confiábamos en que se mantuviera el respeto". 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado