También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La Medalla de Oro de Asturias es para los descubridores de Tito Bustillo y los centros asturianos

La Medalla de Oro de Asturias es para los descubridores...
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El Consejo de Gobierno ha acordado conceder este año siete Medallas de Asturias, dos en su categoría de oro a los descubridores de la cueva de Tito Bustillo y a los centros asturianos centenarios, y el resto, de plata, a Diego Canga Fano, Jesús María Otero Hernández –a título póstumo-, el Hospital Universitario de Cabueñes, la Federación de Cofradías de Pescadores del Principado y a la Sociedad de Pescadores Las Mestas del Narcea.

La Medalla de Asturias se reserva, según la Ley Reguladora de Honores y Distinciones del Principado, para premiar méritos verdaderamente singulares que concurren en personas o instituciones cuya importancia y trascendencia para los intereses generales de la comunidad autónoma les hagan acreedores de dicha distinción.

Lo que sigue es una breve reseña de las instituciones y personas distinguidas.

Descubridores de la cueva de Tito Bustillo

Los descubridores de la cueva de Tito Bustillo recibirán la Medalla de Oro de Asturias en el 50 aniversario de su hallazgo por haber propiciado el conocimiento público de uno de los yacimientos de arte rupestre más relevantes de Europa, convertido hoy en enclave de referencia internacional por su conjunto artístico único.

Los jóvenes que integraron el grupo que descubrió la cueva el 11 de abril de 1968 son Ruperto Álvarez Romero, Eloisa Fernández Bustillo, Jesús Manuel Fernández Malvárez, Pilar González Salas, Adolfo Inda Sanjuán, Amparo Izquierdo Vallina, María Pía Posada Miranda, Elías Pedro

Ramos Cabrero, Celestino Fernández Bustillo y Fernando López Marcos; estos dos últimos, ya fallecidos.

La crónica del descubrimiento parte de la intención de varios jóvenes del grupo de montaña Torreblanca de realizar una prospección de cuevas a principios de 1968. Así, programaron para Semana Santa la expedición espeleológica en la que se produjo el hallazgo. La noticia tuvo una progresión exponencial hasta llegar a los medios internacionales más prestigiosos y la valoración de las manifestaciones rupestres de Tito Bustillo obtuvo desde el principio la máxima consideración.

La muerte prematura de Celestino Fernández Bustillo, Tito Bustillo, en un accidente de montaña pocas semanas después del descubrimiento, propició que se pusiera su nombre a la cueva.

La repercusión de este acontecimiento a lo largo de las últimas cinco décadas es de una magnitud equiparable al valor artístico y al potencial turístico del enclave. La cueva fue protegida en 1970, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985, y posteriormente, en 2007, también su entorno. Desde 2008, está incluida en la Lista de Patrimonio Mundial junto con el resto de cuevas de arte rupestre cantábrico, entre ellas, varias asturianas: La Peña, en Candamo; Llonín, en Peñamellera Alta; La Covaciella, en Cabrales, y El Pindal, en Ribadedeva.

El Gobierno de Asturias inauguró en 2011 el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo, promovido ante la necesidad de mantener el equilibrio medioambiental de la cueva y por la dificultad de acceso a la mayoría de los conjuntos artísticos. En el centro pueden apreciarse hoy todos los secretos del yacimiento.

El descubrimiento de aquellos jóvenes montañeros aficionados a la espeleología es, medio siglo después, uno de los hitos del arte rupestre universal, además de una potente referencia identitaria del oriente de Asturias. De hecho, Tito Bustillo se ha convertido en un gran centro de atracción turística, con 43.293 visitantes y 68.767 usuarios en 2017.

Centros asturianos centenarios

El Consejo de Gobierno también ha decidido conceder la Medalla de Oro de Asturias a los centros asturianos centenarios por su importancia histórica, su labor fundamental de apoyo a la emigración y su extraordinaria vocación solidaria. También por continuar con la transmisión de valores que hacen únicas a las colectividades del Principado en todo el mundo.

Con esta decisión, el Gobierno rinde homenaje al Centro Asturiano de México, Centro Juventud Asturiana de Siero y Noreña en Buenos Aires,

Asociación Civil Unión y Progreso Social y Recreativa Residentes del Ayuntamiento de Degaña en la República Argentina, Sociedades, Clubes y Uniones de La Habana, Centro Asturiano de Buenos Aires, Centro Asturiano de Mar del Plata, Centro Asturiano Casa de Asturias del Uruguay, Centro Asturiano de Santa Fe, Centro Asturiano de Rosario, Centro Asturiano de Tampa y Centro Asturiano de Madrid.

Los movimientos migratorios forman parte inseparable de la historia del Principado. La necesidad de emigrar por razones económicas, sociales o por la carencia de libertades llevó a miles de asturianos a abandonar su lugar de nacimiento. Como consecuencia, en el último cuarto del siglo XIX surgieron organizaciones, asociaciones y comunidades de emigrantes que se constituyeron en espacios emblemáticos para el encuentro, la acogida y la integración en los lugares de llegada. Contribuyeron a amortiguar el choque cultural y proporcionaron seguridad para cubrir las necesidades afectivas y culturales y económicas de los emigrantes.

Desde su puesta en marcha hace más de un siglo, estas entidades han cumplido una doble función: la de conservar la identidad de quienes emigran y la de promover su integración en las sociedades de acogida. Los centros y casas de Asturias se propusieron también impulsar una red de conocimiento y mejorar las condiciones de vida de quienes se quedaron en el Principado. Así, crearon y mejoraron numerosas obras públicas de saneamiento, traída de aguas y espacios comunes en la mayoría de los concejos. Gran parte de esas sociedades realizaron intervenciones educativas y participaron en la construcción de más de 388 escuelas.

En la actualidad, más de un centenar de asociaciones, centros y casas de Asturias permanecen activos. Su contribución a la difusión y preservación de la cultura, los valores, la historia y el patrimonio regional es digna de reconocimiento. Constituyen un punto de encuentro para la nueva emigración y desempeñan un papel esencial como embajadoras de la comunidad autónoma en todo el mundo.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado