También en directo
Ahora en vídeo

Archivo Bumerán

  • cmp-last-audios-header:lista con un numero insuficiente de elementos
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El selecto club de los presidentes autonómicos que se han visto entre rejas

Urralburu, Matas, Puigdemont y González ya forman parte de este selecto club 

 

Carles Puigdemont no es el primer ex presidente autonómico que tiene problemas con los tribunales, pero sí ya es uno de los cuatro únicos que han tenido que dar con sus huesos en la cárcel. Son muchos los presidentes autonómicos que han sido acusados de incumplir la ley. A muchos como a Carlos Collado (PSOE, Murcia), Demetrio Madrid (PSOE, Castilla y León) o Francisco Camps (PP, Comunidad Valenciana) les costó el puesto de ‘barón’ autonómico, pero se libraron de cualquier estancia en prisión.

El ex presidente de Cantabria, Juan Hormaechea, que pasó de independiente en el Partido Popular a líder de su propio grupo regionalista y populista fue condenado por malversación de caudales públicos, una acusación que también pesa sobre Puigdemont y como aquel, Hormaechea quiso repetir como candidato en 1995, su candidatura fue inhabilitada por los tribunales de justicia. Este denunció que España era una dictadura comparable a la de Obiang en Guinea Ecuatorial por no permitirle ser candidato. Pero tanto él como su formación ya estaban políticamente acabados. 


José Marco, ex presidente de Aragón, por el Partido Socialista Obrero Español, tuvo que sentarse en el banquillo de los acusados por espionaje política y por la apropiación de un sillón de la Diputación. Fue condenado a una leve pena de prisión aunque no llegó a pisar la cárcel.
Fue Gabriel Urralburu, también del PSOE, primer presidente de Navarra y el primero en padecer una prisión preventiva en 1995. Los tribunales le acusaron de una trama de corrupción con comisiones a empresas constructoras además de complicidad con el otro célebre político corrupto, Luis Roldán. Los tribunales confirmaron los cargos y pagó una larga estancia entre rejas.


Baleares ha tenido dos ex presidentes en el banquillo, ambos del PP: Gabriel Cañellas, que fue absuelto por prescripción en el caso del Tünel de Soller y su sucesor Jaume Matas, que en su caso sí ha sido condenado a penas de prisión corrupción en los casos Palma Arena o Noos. 
En lo referido a la comunidad de Madrid, su ex presidente Ignacio González ya ha padecido prisión preventiva por el caso Púnica.
Eso sí Urralburu, Matas, Puigdemont y González pueden no ser los únicos ex presidentes autonómicos en este club tan selecto. En estos momentos afrontan investigaciones judiciales desde los ex presidentes de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ambos del PSOE, al ex presidente de Catalunya, Jordi Pujol, que como mínimo ya confesó haber defraudado a Hacienda durante años. 
 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado