También en directo
Ahora en vídeo

Archivo Bumerán

  • cmp-last-audios-header:lista con un numero insuficiente de elementos
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Escándalos que tumban a ministros

Ignacio Camuñas tenía el record de 'ministro más breve' con 100 días, un tope que Màxim Huerta ha batido de calle
 

 
  • COPE.ES

En todos los gobiernos de la España constitucional han dimitido ministros que, en general, sólo se van por dos motivos: o discrepancias políticas o escándalos. Durante el Gobierno de UCD dimitieron de manera sistemática, pero siempre fue por discrepancias con el presidente Suárez o la cúpula de UCD. Uno de los más breves fue Ignacio Camuñas tras sólo 100 días en el Gobierno. Que es todo un record si se compara con Huerta. Pero fueron muchos más.

El primer vicepresidente Fuentes Quintana o el ministro de Marina Pita de Veiga dimitieron por no compartir el proceso de Transición de Suárez. Clavero Arévalo, por no compartir su política autonomías; Fuentes Quintana, por las políticas comunicativas en el área económica; Paco Ordoñez, por considerar que el gobierno no era suficientemente progresista; y José Luis Álvarez, por considerar que no era suficientemente democristiano. Aunque la marcha más traumática fue la de Fernando Abril Martorell, que pasó de amigo del presidente a ser considerado por este alguien que quería disputarle el puesto.

Con Felipe González las dimisiones por discrepancias fueron más bien pocas. Pero, en cambio, llegaron las dimisiones por escándalos: Alfonso Guerra tuvo que dimitir por el estallido del caso Juan Guerra. García Valverde tuvo que dimitir por el caso Renfe y las supuestas comisiones ilegales. Antonio Asunción tuvo que dimitir por el caso Roldán, Carlos Solchaga por el caso Ibercorp, Vicente Alberto, ministro de Industria, tras ser acusado de defraudar a Hacienda así como el último ministro de Defensa García Vargas, por las escuchas ilegales del CESID.

En el Gobierno Zapatero sólo hubo una única dimisión por escándalo: la del ministro Mariano Fernández Bermejo por su polémica cazería con el juez de instrucción que gobernaba al PP. Y en el Gobierno Rajoy una dimisión por discrepancia, Alberto Ruiz Gallardón, y dos dimisiones por escándalo: Ana Mato tras ser salpicada por el caso Gürtel y José Manuel Soria por los papeles de Panamá.

Serían los ocho años de Gobierno Aznar los únicos en los que no hubo ninguna dimisión por escándalo. La única salida en los ocho años de Gobierno fue la de Manuel Pimentel, que aunque lo aseguró que lo hacía por un supuesto escándalo de un colaborador menor, pronto se sabría que en realidad se debía a su mala relación personal con Aznar.

En todo caso hay que reconocer que nunca un ministro había dimitido en seis días. Ese record ya es para el Gobierno de Pedro Sánchez. 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado