También en directo
Ahora en vídeo

Archivo Bumerán

  • cmp-last-audios-header:lista con un numero insuficiente de elementos
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Dimisiones fruto de una humillación pública

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Con su dimisión, Cristina Cifuentes se ha puesto a la cabeza de los políticos que han tenido que dimitir por motivos ridículos. Antes que ella ha habido otros. A José Marco, ex presidente de Aragón, le acusaron por ejemplo de llevarse un sillón de la Diputación a su casa.

En el año 2012, el presidente de Caja Navarra fue víctima de una extorsión por parte de un hombre que le pedía dinero a cambio de amenazas. La Guardia Civil le recomendó que depositara el dinero en el agujero de una muralla para que cuando el chantajista fuera a recoger el dinero se le detuviera. La sorpresa fue que quien acudió a recogerlo fue un diputado, Santiago Cervera, que fuera dirigente de UPN y que tras el escándalo tuvo que renunciar a su acta.

En febrero de 2010, el diputado Nacho Uriarte dimitió de su puesto al ser pillado conduciendo en estado de embriaguez. Y es que su puesto era el de miembro... de la Comisión de Tráfico.

En julio de 2011, el senador Casimiro Curbelo dimitió de su puesto tras ir con su hijo a una sauna de mujeres y acabar en una bronca de insultos con empleados del lugar por los que tuvo que intervenir la policía.

En 1989, el senador Enrique Bolín tuvo que dimitir tras ser pillado con cocaína. Entonces aseguró que la consumía por prescripción médica, pero sus excusas no convencieron a su propio partido.

Pero quien estuvo más cerca del caso Cifuentes fue José Miguel Bravo de Laguna, que durante un viaje a Londres fue acusado de robar un pijama en un Centro Comercial. Según él, se le deslizó por error a la bolsa de compras. El caso acabó en escándalo al pretender exponer Bravo de Laguna su condición de diputado para asegurar ante los ingleses que tenía inmunidad, precisamente una actitud que le forzó a dimitir.
Probablemente estos políticos no estén en la lista los más corruptos, pero sí podrían acceder a una lista de los más ridículos. 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado