También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

“Valores cívicos y éticos”, la nueva “Educación para la ciudadanía” que pretende el PSOE

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado que su intención es crear una asignatura obligatoria de "valores cívicos y éticos" y que Religión deje de contar para la nota de Bachillerato.

RUEDA DE PRENSA ISABEL CELAÁ
GRAF685. MADRID, 29/06/2018.- La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa que ofrece hoy en Madrid posterior al Consejo de Ministros. EFE/ Zipi | ZIPI
  • COPE.ES

Tags

Nuevamente haciendo bandera del ataque contra la Religión, el PSOE está dispuesto a eliminar dicha asignatura: “No puede tener valor académico y contar para la nota media. Y, desde luego, no puede tener una asignatura espejo como alternativa, porque eso significa que el derecho de unos se convierte en la obligación de otros", ha asegurado la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá.

La ministra ha explicado que el Gobierno apuesta por crear una asignatura que difunda valores éticos"Los valores cívicos han de ser universales y, por lo tanto, todos los alumnos y alumnas han de cursarlos". Eso sí, prefiere huir del recuerdo del zapaterismo: "Prefiero no hablar de Educación para la Ciudadanía si esto va a ser objeto de diatriba. Crearemos una asignatura de valores éticos y cívicos, y no será optativa".

Pero, ¿en qué consistía la polémica 'Educación para la Ciudadanía'? La asignatura buscaba, en teoría, infundir valores cívicos y constitucionales a los estudiantes españoles. Es decir, formar a los jóvenes para ser lo que se podía considerar “buenos ciudadanos”.

Muchos países europeos imparten educación cívica en Secundaria e incluso Primaria: Francia, Polonia, Italia, Dinamarca, Eslovenia, Eslovaquia, Irlanda, Lituania, Estonia, Austria o Luxemburgo, entre otros.

Entre los principales problemas que tuvo dicha asignatura estuvo que se metía en temas morales y éticos, algo que muchas asociaciones de padres criticaron porque, aseguraron, invadía las competencias de los progenitories a ser ellos los que educaran a sus hijos en valores.

También levantó grandes polémicas la decisión de reconocer como matrimonio la unión de personas del mismo sexo, una reforma de la Ley que el PSOE llevó a cabo sin contar con la oposición y haciendo caso omiso de los informes contrarios que recibió por parte de juristas y expertos.

En todo caso, el contenido de los libros variaba según la editorial que los publicase, por lo que es difícil establecer una crítica generalizada a aspectos concretos. Lo que sí fue decisivo fue la sentencia del Tribunal Supremo en enero de 2009 decidiendo que no se podía objetar de cursarla. Fue por 22 votos contra 7 y aseguró que la asignatura no vulneraba el derecho de los padres a que sus hijos recibieran la educación religiosa y moral que deseasen.

"El Pleno de la Sala ha llegado a la conclusión de que en los casos presentados no existe el derecho a la objeción de conciencia y asimismo ha establecido que los decretos examinados, ambos referentes a la Educación Secundaria, por sí mismos no alcanzan a lesionar el derecho fundamental de los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones", señaló el Supremo.

En cuanto a 'Valores cívicos y éticos', aunque aún se desconoce su contenido, sí se sabe que será obligatoria.

Lo más visto