También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La increíble sorpresa de una hija a su padre

Judit, una chica paraguaya, y su padre, un obrero de la construcción, son los protagonistas de un emocionante vídeo que ya han visto más de 7 millones de personas. ¿Tan incréible es la sorpresa? Compruébalo tú mismo.

Judith y su padre
Judith Romero y su padre Blas 

El padre, Blas, no se espara la visita. La hija estaba más que nerviosa por la sorpresa que le iba a dar a su progenitor. El gesto de Judith, que viajó de Argentina a Paraguay para mostrar su gratitud a su familia, ha dado la vuelta al mundo. 

Tener una carrera universitaria era importante para Judith Romero. También para sus padres, Blas y Eva, que hicieron un gran esfuerzo por ayudar económicamente a su hija.

Judith ha persisitido, no se ha dado por vencida y lo ha conseguido. Pero es consciente de que su familia siempre ha estado con ella. Gracias a su perseverancia y al cariño de los suyos ya es licenciada en Ciencias de la Educación. ¿Qué hizo nada más recibir el título? Se presentó en el lugar de trabajo de su padre. 

Y fue con lo puesto. En tacones, falda y blusa -el atuendo elegido para recoger su diploma universitario. Así se presentó en la obra en la que Blas trabaja como albañil. En sus manos llevaba algo más: su licenciatura. 

En el vídeo, publicado en Facebook, se puede ver el emocionante momento en el que ella entra en la obra en la que sabe que está su padre y le busca. Judith vuelve a su tierra natal, Paraguay, para decirle a Blas cuánta admiración siente por él y, claro está, para mostrarle el título que ha conseguido.

"Te entrego mi trabajo de investigación y te doy gracias. Este esfuerzo, este logro, es de ustedes, de mi familia, de mamá y de todos porque gracias a tu trabajo pudimos estudiar y terminar", le dice la Judith a su padre que no puede reprimir las lágrimas mientras abraza a su hija.

Judith cuenta que el camino para conseguir su sueño no ha sido fácil. Dejó su casa y se marchó a Argentina a trabajar para poder reunir el dinero suficiente y así costearse sus estudios. 

Esta joven, además, trabaja como profesora particular de matemáticas para pagar su segunda carrera de Administración y el alquiler de su casa. 

Judith es la tercera de tres hermanas. Precisamente una de ellas, Francisca, fue quien hizo posible que se grabara este encuentro tan conmovedor e inolvidable para la familia.

Lo más visto