También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CONSUMO LÁCTEOS

Helados, tartas y batidos, lácteos que ganan posiciones en cesta de la compra

La presencia de helados, tartas, batidos y mantequilla en la cesta de la compra en 2017 cogió fuerza entre la categoría de derivados lácteos, ya que fueron las únicas categorías en las que se incrementó el volumen de compra respecto al ejercicio anterior.

  • Agencia EFE

La presencia de helados, tartas, batidos y mantequilla en la cesta de la compra en 2017 cogió fuerza entre la categoría de derivados lácteos, ya que fueron las únicas categorías en las que se incrementó el volumen de compra respecto al ejercicio anterior.

Es una información contenida en el último informe del consumo de alimentación en España 2017, en el que se detalla que los hogares españoles compraron un 7,5 % más de helados y tartas el año pasado; un 7,2 % más de batidos y un 4,8 % más de mantequilla.

En cambio, se contrajo la compra de leche fermentada (-2 %), nata (-1,9 %), queso (-0,7 %) y postres lácteos (-0,4 %).

En general, el consumo doméstico de derivados lácteos creció en volumen un 0,6 % en comparación con 2016, mientras que en valor decreció un 0,3 % debido a una bajada en precio de 0,04 euros/kilo-litro respecto al año anterior.

Los hogares destinan el 8,51 % de su presupuesto de alimentación a la compra de esta categoría, lo cual implica un gasto por persona y año de 126,00 euros, un 4 % inferior a 2016.

Por tipología de producto, la leche fermentada fue la que tuvo mayor presencia en el hogar, con el 37,7 % del volumen total; a continuación se sitúan el queso (20,0 %), los postres lácteos (15,9 %), los batidos (10,3 %) y los helados y tartas (9,0 %).

La ingesta media de total derivados lácteos fue de 38,36 kilos-litros por persona y año, reduciéndose un 3,1 % en relación con lo ingerido en 2016.

De mayor a menor consumo per cápita se sitúa el yogur, con 14,47 kg-l por persona y año; los quesos, con una ingesta media de 7,66 kilos por persona y año, y en tercera posición los postres lácteos con una cantidad ingerida por persona y año de 6,09 kilos-litros.

En cuanto a la leche, el consumo de la líquida se redujo en 2017 un 0,3 %, con 3.187,9 millones de litros.

En términos de facturación, la categoría retrocedió un 2,3 % (2.209,6 millones de litros) debido al abaratamiento del precio medio en un 1,9 %, que llevó a cerrar el ejercicio en un precio de 0,69 euros/litro.

Los hogares destinaron el 3,27 % de su presupuesto a la compra de leche líquida: esto supone un gasto por persona y año de 48,45 euros, un 5,9 % menos que lo invertido en 2016.

El consumo per cápita es de 69,90 litros, con una variación del -4,1 % respecto a lo ingerido el año anterior.

El 24,5 % de la leche envasada consumida en los hogares en 2017 fue entera: su volumen de compra se contrajo un 6,8 % y su gasto se redujo un 1,5 %; el 46,7 % de la comprada fue semidesnatada (la de mayor presencia) con un incremento de la demanda del 1,9 % mientras que su evolución en valor se mantiene estable (0,3 %).

Finalmente, la adquisición de desnatada (28,8 % del total) se redujo un 3 %, y el valor de lo gastado en ella cae un 5,3 %.

Lo más visto