También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CÓMIC GIARDINO (Entrevista)

Giardino hará revivir a Max Fridman en nueva aventura en la Europa de 1939

Hèctor Mariñosa.,Barcelona, 13 abr (EFE).- Diez años después de publicar la última aventura de su célebre personaje Max Fridman, el dibujante italiano Vittorio Giardino volverá a recuperar al exagente francés de origen judío en una historia que situará en distintos escenarios de Europa en los meses previos a la Segunda Guerra Mundial.,En una entrevista con Efe, Giardino, invitado este año al Salón del Cómic de Barcelona, revela que habitualmente sus historias, enmarcadas en determinados períodos

  • Agencia EFE

Hèctor Mariñosa.

Diez años después de publicar la última aventura de su célebre personaje Max Fridman, el dibujante italiano Vittorio Giardino volverá a recuperar al exagente francés de origen judío en una historia que situará en distintos escenarios de Europa en los meses previos a la Segunda Guerra Mundial.

En una entrevista con Efe, Giardino, invitado este año al Salón del Cómic de Barcelona, revela que habitualmente sus historias, enmarcadas en determinados períodos históricos que le interesan, como la Europa de entreguerras, tienen una conexión o similitud con hechos del presente que le impactan.

Y esta vez no ha sido distinto, pues mientras trabajará en el nuevo álbum de Fridman, situado en el marco de la tensa situación en Europa en los meses que precedieron a la Segunda Guerra Mundial, paralelamente el autor seguirá con preocupación el actual panorama político internacional, que en general ve "muy mal".

"Para empezar no veo nada de bueno ni de Italia hacia el mundo ni del mundo hacia Italia. Italia está terrible, la situación de Europa no es buena, ni la del mundo con Trump... Yo no estoy preocupado por mi, sino por mis nietos", explica un inquieto Giardino, que ha cumplido ya 71 años.

Aunque la decisión de lanzar un nuevo álbum de Fridman ya está tomada, los seguidores de Giardino deberán armarse de paciencia para poder tenerlo en sus manos, pues advierte el dibujante que suele tardar unos tres años en completar sus proyectos.

De momento, avanza que la trama "con seguridad se situará un año antes de la Segunda Guerra Mundial, en 1938-1939", y aunque tendrá muchos escenarios, como Viena, Ginebra, Niza o Tel Aviv, "aún no he decidido cómo se desarrollará la historia".

El primer cómic en el que apareció Fridman, "Rapsodia húngara", se publicó en 1982, convirtiéndose en una obra de referencia del cómic europeo, le siguió "La puerta de Oriente", en 1986, y la trilogía "¡No pasarán!", ambientada en la Guerra Civil española, en tres entregas en los años 2000, 2002 y 2008.

Respecto de esta trilogía, indica que tenía desde hacía tiempo la idea de situar a Fridman en la Guerra Civil, pero que fue el inicio de la guerra de Yugoslavia y el asedio a Sarajevo, que le recordó el vivido en Madrid durante la contienda española, lo que le llevó a decidir que había llegado el momento de hacerla.

Si Fridman es "el testigo de un momento histórico que siempre me ha interesado", del detective Sam Pezzo dice Giardino quererlo mucho "pero tiene alguna ingenuidad porque fue mi primer personaje", y que Jonas Fink, un joven judío que crece en la Checoslovaquia comunista de la posguerra "podría haber sido yo si en lugar de nacer en Italia hubiera nacido en Praga".

De la aclamada y premiada trilogía de Jonas Fink, iniciada en 1991 con "La infancia" del personaje y seguida en 1998 por "La adolescencia", acaba de publicarse en España "El librero de Praga", donde Giardino muestra cómo el hecho de nacer en un determinado momento y lugar condiciona la vida de las personas.

Sobre su incursión en el género erótico y sensual con los álbumes de "Little Ego", Giardino señala que los hizo "porque me gusta mucho dibujar a las mujeres", aunque confiesa que rebajó el tono de algunas escenas debido a que en aquella época "tenía dos hijas adolescentes y no quería verme obligado a cerrar mi estudio con llave".

Más allá de alguna esporádica colaboración, Giardino trabaja solo y compagina el guión y el dibujo de la mayoría de sus álbumes porque, asegura, "me gusta mucho escribir" y "tengo un problema: me vienen tantas ideas para desarrollar historias que no tengo tiempo de hacer historietas con otros autores, aunque me lo han propuesto".

Nacido en Bolonia en 1946, este autor de trazo elegante y guiones complejos y singulares inició su carrera profesional en el mundo del cómic tardíamente, cuando tenía 30 años y trabajaba como ingeniero electrónico.

Más de cuarenta años después de dar el salto al mundo de la historieta, recuerda que hubo varias razones para hacerlo, que resume en una sola: "Pensé que sólo hay una vida, me la jugué por mi gran pasión, y luego he tenido mucha fortuna".

De los autores que más le han influenciado cita primero, cuando era niño, a los norteamericanos Carl Barks y Floyd Gottfredson, que dibujaron y perfeccionaron al Pato Donald y a Mickey Mouse, y a los que considera "dos grandísimos autores de historietas", y resalta también a Hugo Pratt, con su Corto Maltés, y a Moebius "por su perfección en el dibujo".

Lo más visto