También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

7 consejos para prevenir infecciones de oído este verano

Muchos son los factores que intervienen en esta época estival para sufrir problemas en este órgano

7 consejos para prevenir infecciones de oído este verano
Cuidado de oídos 

¿Quién no ha sufrido alguna vez algún problema de oído en esta época? ¿Por qué es tan frecuente que ocurra? Hablamos con el otrorrinolaringólogo Julio Olóriz quien nos comenta que “el verano se trata de una época proclive para padecer problemas de oído, dado que existen factores predisponentes como el aumento de la humedad ambiental y local, calor, sudoración excesiva, traumas locales y entrada de agua que en ocasiones puede estar contaminada por bacterias u hongos especialmente en las piscinas y aguas estancadas”.

Una serie de factores a los que también tenemos que sumar “el aumento de los problemas dermatológicos como pueden ser los eccemas a los que se unen la mayor utilización de champús y geles”, sigue comentando Olóriz.

Una vez conocidos esos factores, el Doctor Olóriz nos explica que “en el oído, existe un producto  llamado cerumen, que es fisiológico y constituye una barrera defensiva de la membrana timpánica ante las agresiones anteriormente mencionadas”.

“Pues bien en esta época, dicha sustancia se ve alterada perdiendo en gran parte su capacidad defensiva y provocando problemas sobreañadidos en el conducto auditivo como por ejemplo: cierto grado de pérdida de audición, sensación de ocupación del oído, prurito e incluso dolor y supuración por la sobreinfección que en ocasiones los microorganismos, anteriormente mencionados, pueden producir dando lugar a otitis (inflamación del oído), que generalmente suelen afectar solo al conducto auditivo externo (otitis externas) salvo en las ocasiones en las que puedan existir patologías del oído (previas a estas infecciones) y complicarse la situación con agudizaciones de otitis crónicas o cavidades quirúrgicas”.

Resalta Julio Olóriz que “en los niños estos problemas son más frecuentes dadas las características de sus oídos que son más cortos y estrechos”

¿Cómo prevenir estas situaciones? El Doctor Olóriz nos da una serie de pautas para mantener nuestros oídos sanos:

1.- Correcta higiene de los oídos (nunca utilizar bastoncillos para su limpieza)

2.- Limpiar sólo con una toalla húmeda no jabonosa, hasta donde la yema de nuestro dedo sea capaz de llegar (jamás dentro del conducto auditivo)

3.- Secado posterior con toalla seca o un secador de pelo.

4.- En caso de aparición de molestias y como medidas de mutuo propio, se pueden utilizar analgésicos (lo mejor es el calor seco local calentando una toalla con la plancha o en el microondas y aplicarla sobre el oído).

5.- Jamás recurrir a la utilización de gotas u otros productos en el interior del oído sin la supervisión de un especialista.

6.- Se pueden utilizar tapones especiales hechos a medida o felpas de neopreno siempre que lo aconseje un experto. Hay que tener en cuenta siempre que ni el mejor tapón del mundo es capaz de taponar por completo el conducto (por lo que siempre entrara algo de agua.)

7.- En definitiva, que siempre que se sospeche de un problema de oído, se acuda a un especialista para evitar males mayores.

Lo más visto