COPE

SUCESOS

El presunto parricida de Murcia amenazó a sus padres tres días antes

Visitó a sus padres apenas tres días antes para, presuntamente, amenazarlos de muerte al responsabilizarlos de todos sus problemas psiquiátricos.

El médico muerto presuntamente a manos de su hijo recibió numerosas puñaladas

7tv región de Murcia

EFERedacción @cope_murciaMurcia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:15

El presunto autor de la muerte a puñaladas de su progenitor, ocurrida este martes en la entrada del edificio en el que residía, en Murcia, visitó a sus padres apenas tres días antes para, presuntamente, amenazarlos de muerte al responsabilizarlos de todos sus problemas psiquiátricos.

Fuentes cercanas a la investigación han dicho a Efe que ese dato ha sido revelado por la madre del investigado, H.V., el hombre que este martes se entregó a la Guardia Civil de Liétor (Albacete) y les confesó que había apuñalado a su padre, pero que ignoraba su estado.

Aquella entrevista debió ser de tal tensión, han añadido las fuentes, que los padres habrían acudido al día siguiente al servicio de urgencias de un centro asistencial por el estado de ansiedad que presentaban al temer por sus vidas.

Las investigaciones desarrolladas por las fuerzas policiales desde el momento en que la esposa del fallecido llamó para comunicar que acababa de descubrir el cuerpo de su marido en un gran charco de sangre han permitido conocer también que ya en 2016 presentaron una denuncia contra el hijo.

Fue tras la agresión que el padre sufrió en su consulta al ser golpeado, presuntamente, por el ahora detenido con un bate de béisbol, pero, finalmente, la denuncia fue retirada y H.V. fue ingresado entonces en un centro psiquiátrico.

Por otra parte, el mismo martes este hombre, de 34 años, asistió al registro de su domicilio, ubicado a escasa distancia del de sus padres, del que los agentes policiales, según han indicado a Efe fuentes vecinales, salieron con diverso material.

Entre ese material se encontraría un rifle y botellas de aire comprimido, que se unirían a las dos pistolas que el presunto parricida entregó a la Guardia Civil cuando se entregó a la misma en el citado municipio de Albacete.

El supuesto autor del crimen, que se acogió a su derecho a no declarar ante la Policía, fue sometido este miércoles a un estudio sobre su salud mental en la Unidad de Psiquiatría de un hospital de Murcia y este jueves fue llevado al juzgado de guardia de Murcia, que no se ha pronunciado aún sobre la situación en que quedará.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo