Boletín

Sucesos

Policía Local de Murcia rescata a una mujer escondida en un armario con lesiones de su pareja

Unidades de Seguridad Ciudadana y Motoristas de la Policía Local de Murcia han rescatado a una mujer que permanecía escondida en una despensa.

Nuevo episodio de violencia

@cope_murcia/Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:21

La Policía Local de Murcia ha detenido a un hombre de nacionalidad marroquí por agredir a su mujer, de nacionalidad española, hasta que ella se desmayó.  Entonces le tiró agua por la cabeza  para despertarla. Luego la encerró en un armario, escondiéndola entre mantas. La policía acudió al domicilio, pero el hombre frocegeó con los agentes para no dejarles pasar. Aseguró que su mujer no estaba en casa. En ese momento fue detenido. Fue el hijo de la pareja de seis años, quien contó a los agentes todo lo que había presenciado. La policía encontró a la  mujer en una despensa. Atemorizada aseguró a los agentes que  las heridas que tenía, se las había ocasionado ella misma.

Unidades de Seguridad Ciudadana y Motoristas de la Policía Local de Murcia han rescatado a una mujer que permanecía escondida en una despensa con varias lesiones y erosiones provocadas al ser agredida en presencia de su hijo menor de edad por su pareja, un hombre de 29 años que fue detenido.

Los hechos se remontan a las 16.30 horas de este lunes, cuando la Policía Local fue requerida por el Centro de Coordinación de Emergencias por un presunto caso de violencia de género en una vivienda del barrio del Carmen, según informaron fuentes del citado Cuerpo consultadas por Europa Press.

Al lugar acudieron dos unidades de la Policía Local que, al llegar, encontraron a un hombre de nacionalidad marroquí muy agitado en el exterior de la vivienda. Al ser interrogado, el individuo contó a los agentes que su mujer se había marchado de casa en compañía de una amiga y que, por eso, ella no estaba en el interior del inmueble.

Los agentes mostraron su intención de hablar con la mujer por cualquier medio, pero el hombre contestó con evasivas. A continuación, los policías hablaron con varios vecinos que explicaron que la riña había sido muy fuerte, que creían que se había producido una agresión y que la mujer debía continuar en el interior de la casa.

Por todo ello, los agentes trataron de acceder a la casa, a lo que el individuo opuso una resistencia activa, por lo que tuvo que ser inmovilizado y reducido por su seguridad y la de los propios policías.

Al entrar a la casa, los policías encontraron un niño de seis años y otra persona, al parecer un inquilino que vive en una de las habitaciones del inmueble y que dijo que había oído la discusión pero que no sabía nada más.

Los policías siguieron rastreando las estancias de la casa hasta que encontraron a la mujer escondida bajo unas mantas en un armario despensero de puertas abatibles y que estaba cerrado con pestillo desde el exterior. Los policías pudieron comprobar que la mujer presentaba contusiones y erosiones recientes.

La víctima contestó a los agentes que se había provocado las lesiones ella misma y que no quería recibir asistencia médica ni denunciar lo sucedido.

Los policías procedieron a la detención del presunto agresor, un hombre de 29 años y nacionalidad marroquí que fue llevado a Urgencias para ser atendido de varias erosiones que presentaba y, a continuación, fue conducido a la Comisaría del barrio del Carmen para la instrucción de las oportunas diligencias.

Lo más