COPE

DOIÓCESIS CARTAGENA

El Colegio Parroquial de La Encarnación, preparado para el regreso de los alumnos

ctv-qqf-colegio-encarnacin

Redacción @cope_murciaMurcia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:00

El próximo lunes los alumnos de Primaria regresan a las aulas y después lo harán los de Secundaria. Según las posibilidades de cada centro, está todo preparado para recibir a los escolares con las medidas de seguridad establecidas por Sanidad durante esta pandemia producida por el coronavirus. En el Colegio Parroquial de La Encarnación de Barrio Peral de Cartagena, que depende de la parroquia del Inmaculado Corazón de María, se ultiman hoy los preparativos para recibir a los alumnos la próxima semana.

El colegio, como el resto de centros, ha tenido que adaptarse para poder cumplir todas las medidas de seguridad, por eso, siguiendo las indicaciones de la Consejería de Educación, el centro ha elaborado un plan de contingencia que, según la directora académica, Ascensión Hernández, se va modificando continuamente para el bien de los alumnos. Entre las medidas adoptadas en este plan destaca el circuito que se ha realizado, respetando las medidas de seguridad, para la entrada y salida del centro de los alumnos, que lo harán, además, de forma escalonada en diferentes horarios; a la entrada se tomará la temperatura, aunque los padres ya lo hayan hecho antes de salir de casa; se ha fraccionado el horario del recreo; y se han aumentado las horas de limpieza para la desinfección de las instalaciones. Además, siguiendo lo determinado por la Consejería de Educación, se ha establecido un horario para que los alumnos vayan al centro cuatro días a la semana, teniendo en cuenta la conciliación familiar, ya que en muchos casos hay varios niños de la misma familia en el colegio.

Los 70 alumnos de Infantil y los 155 de Primaria comenzarán las clases el 14 de septiembre, con un periodo de adaptación durante la primera semana; mientras que los 120 de Secundaria se incorporarán el día 15. “Llevamos todo el verano trabajando para tenerlo todo preparado, esperando con ilusión la llegada de los alumnos, a los que no hemos visto desde hace seis meses”, destaca Hernández.

El párroco del Inmaculado Corazón de María y director general del centro, Miguel Ángel Saorín, asegura que el de La Encarnación es un colegio familiar: “Al ser un colegio pequeño, de barrio, el alumno no es un expediente más, sino que conocemos a todas las familias, sus problemas, y tratamos al alumno de una forma individualizada y personalizada, con cariño e intentando siempre ayudar”.

Desde el centro, que comenzó a funcionar hace cuatro décadas, quieren enviar un mensaje de tranquilidad a los padres: “No dudamos que tendremos situaciones complicadas, pero iremos dando solución a los problemas del día a día, contando con la ayuda de Dios, que es el principal protagonista de nuestro colegio”, explica el sacerdote.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo