Boletín

COMER EN MURCIA

Pisto murciano, comida típicamente huertana

Muy refrescante a la vez que muy nutritivo. Se suele servir frío en cazuelas de barro individuales.

CARM.es/murciaturistica.esRedacción @cope_murcia/V. L. CánovasRegión de Murcia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:42

El pisto murciano, otro de los platos típicos de la comunidad murciana, se consume desde muy antiguo. Se cree que su origen es musulmán, aunque no se sabe con certeza, lo que sí está claro es que su procedencia se encuentra en los frescos y variados productos de la huerta murciana.

El pisto murciano tiene como ingredientes los tomates, las cebollas, los pimientos verdes, las berenjenas, huevos, aceite de oliva y sal. La elaboración consiste, básicamente, en trocear y freír todas las verduras, para, seguidamente, rehogarlas todas mezcladas durante varios minutos.

Este plato suele consumirse más en verano y primavera. Es muy refrescante a la vez que muy nutritivo. Se suele servir frío en cazuelas de barro individuales.

Acercarse a la cocina murciana tradicional conlleva, forzosamente, adentrarse en el mundo de los fritos y las ensaladas.

La importancia de estas sencillas y tradicionales recetas radica en la gran variedad de frutos y hortalizas que, durante todo el año, se cultivan en la Huerta de Murcia.

Platos como el pisto van unidos a la personalidad gastronómica huertana. Aunque requiere una preparación rápida, no deja de ser un entrante idóneo tanto en una comida normal como en banquetes y celebraciones. Además, el pisto es una de las exquisiteces culinarias más demandadas por las gentes que llegan a Murcia.

El pisto murciano se puede consumir en cualquier época del año, si bien es más frecuente que se elabore en época estival o primaveral. Ello quizá se deba a que, como todas las ensaladas y fritos huertanos, resulta una comida ligera y refrescante y de una gran riqueza nutritiva.

Pisto murciano

El pisto murciano. Una comida típicamente huertana

El origen del pisto, así como de todas las recetas propias de la huerta de la Vega del Segura, es muy antiguo. Si bien no se puede precisar con exactitud, es cierto que se relaciona con la presencia musulmana.

Es un plato muy relacionado con la riqueza hortofrutícola de la zona. De hecho, todos sus ingredientes (tomate, cebolla, pimiento, berenjena) son cultivados en los huertos que hay a orillas del río Segura.

Ingredientes Pisto Murciano

Ingredientes para cuatro comensales

1 kg de tomates
Una cebolla grande
Aceite de oliva
Varios pimientos verdes (unos cinco)
Cuatro huevos (en caso de que se añada este ingrediente)
Un par de berenjenas
Sal

Elaboración

Paso 1: Se cortan y fríen los tomates

El proceso de elaboración del pisto murciano es muy rápido y simple. Se pela un kilo de tomates y se fríen, con abundante aceite y sal.

Paso 2: Se fríen los demás ingredientes

Se corta la cebolla en trozos pequeños y se fríe. Lo mismo sucede con los pimientos verdes y la berenjena.

Paso 3: Rehogar en la sartén

Cuando todos los frutos y hortalizas están fritos se rehogan juntos durante varios minutos.

Pisto murciano, comida típicamente huertana

Presentación en mesa y acompañamiento

El pisto murciano es un plato sencillo y sabroso, que se sirve frío en pequeñas cazuelas de barro.

Suele degustarse en primavera y en verano. En esas fechas las temperaturas que se alcanzan son elevadas, de modo que entrantes como el pisto cumplen dos funciones a la vez.

Por un lado, refrescar y, por otro lado, alimentar, pero en este caso no en forma de guisos o caldos, mucho más energéticos y, por ende, más apropiados para el invierno.

Se puede acompañar de un buen vino tinto de la tierra (Bullas, Jumilla o Yecla). También de cerveza, pues dada su sencilla elaboración y su carácter ligero y refrescante, puede servir de aperitivo o de cena fría.

En este sentido, tampoco es de extrañar que se acompañe de diversos aperitivos y entremeses. Por supuesto, no puede faltar pan, dado que este plato se presta a mojar o sopar.

Variantes gastronómicas

Una forma distinta, pero a la vez muy antigua y arraigada en la huerta de Murcia, consiste en hacer el pisto con huevos batidos. Los demás ingredientes no varían.

Únicamente cuando los tomates, la cebolla, los pimientos verdes y las berenjenas se están friendo se les añaden huevos batidos. Todo ello se remueve en la sartén durante unos minutos. Es una forma más de sacarle partido al pisto, buscando nuevos matices en su degustación.

Otra variante muy similar, aunque se trate de una receta que merece un capítulo aparte, es el moje. Se trata de una ensalada fría compuesta por la mezcla de tomates, cebolla, atún y aceitunas negras de cuquillo. Todo ello se aliña con aceite de oliva, vinagre y sal, y se adorna con rodajas de huevo cocido.

A su vez, el moje presenta ciertas variantes. Tal es el caso del mojete, que se prepara con bacalao, o bien del pisto manchego.

Lo más