DESCUBRE MURCIA

Museo de Bellas Artes de Murcia (MUBAM)

 una exposición creada casi por completo de las obras y artistas surgidos de las tierras de la Región de Murcia.

Museo de Bellas Artes de Murcia

CARM/WilkipediaRedacción @cope_murciaRegión de Murcia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13 ago 2019

Tras un largo camino recorrido, el Museo de Bellas Artes de Murcia (MUBAM) abrió sus puertas el 5 de mayo de 2005.

En el interior de este restaurado espacio se puede contemplar una importante muestra de la pintura murciana comprendida entre el siglo XVI y comienzos del XX.

A través de ocho salas estructuradas en tres plantas el visitante podrá introducirse en el mundo de las influencias italianas del renacimiento, o de los colores y las sensaciones costumbristas.

No hay que olvidar que el MUBAM también acoge obras de importantes pintores españoles como Murillo, además de una representativa colección de esculturas del murciano Antonio Campillo.

En definitiva, una exposición creada casi por completo de las obras y artistas surgidos de las tierras de la Región de Murcia.

Museo de Bellas Artes de Murcia

El Museo de Bellas Artes de Murcia, también conocido como MUBAM, se ubica sobre el antiguo solar del Convento de la Trinidad, en el barrio de Santa Eulalia. El actual edificio se inauguró en 1910, y tras varias reformas y adecuaciones museográficas hoy día cuenta con dos espacios: El Pabellón Cerdán para la colección permanente del Museo (que abarca desde el siglo XIX al XX) y el Pabellón Contraste destinado a exposiciones temporales.

En un primer momento, el Museo Provincial creado en 1864 estuvo situado en el salón de Levante del Teatro de los Infantes (actual Teatro Romea) pero, a causa de las necesidades de ampliación y mejora de las instalaciones, las colecciones acabaron trasladándose al salón principal del desaparecido palacio del Contraste de la Seda, ubicado en la plaza de Santa Catalina. Espacio que pronto resultó insuficiente.

A finales del siglo XIX se hizo patente la necesidad de dotar a la institución de un edificio propio. De este modo, entre 1903 y 1905, el arquitecto Pedro Cerdáninició la construcción del museo actual en el solar del antiguo Convento de la Trinidad, exclaustrado a consecuencia de la desamortización de Mendizábal, del que el autor reutilizó algunos elementos arquitectónicos (como las columnas de mármol blanco del antiguo claustro). Éste se inauguró en 1910, incorporándose años más tarde las dos grandes fachadas barrocas del palacio del Contraste de la Seda (su antigua sede), tras su demolición en la década de 1930.

En 1953, tras el traslado de las colecciones arqueológicas a la llamada Casa de la Cultura (actual Museo Arqueológico de Murcia), el Museo Provincial pasó a ser el Museo de Bellas Artes de Murcia.

En la década de los años 70, el edificio se amplió y reformó, gracias al proyecto de Pedro Sanmartín Moro, dotándolo de renovados planteamientos museográficos.

Tras la última remodelación, llevada a cabo entre los años 2000 y 2005, el hoy llamado MUBAM cuenta con una infraestructura y acondicionamiento técnico afín a la museografía del siglo XXI, contando con dos pabellones, el edificio histórico llamado Pabellón Celdrán (donde se encuentran las colecciones), y el Pabellón Contraste (donde se localizan las oficinas, salón de actos y sala de exposiciones temporales).

Museo de Bellas Artes de Murcia

Planta primera

La planta primera alberga las colecciones renacentistas (siglo XVI), con pinturas de Hernando de los Llanos, Maestro de Santiago y otros anónimos de temática religiosa. También se exponen diversos autores barrocos murcianos (siglo XVII), como Pedro de Orrente, Nicolás de Villacis, Mateo Gilarte, José Matheos y Senén Vila. Esta planta también alberga la escultura de San Francisco de Borja de Nicolás de Bussy.

Planta segunda

En la segunda planta se exhiben las obras de pintores españoles e italianos del siglo XVII, con cuadros de Zurbarán, Ribera, Murillo, Valdés Leal y Bartolomeo Cavarozzi. También se localiza aquí la colección de pintores murcianos del siglo XVIII, como Ruiz Melgarejo, Lorenzo Vila, Ginés Andrés de Aguirre y Joaquín Campos.

En esta planta se encuentra el denominado Gabinete, con planos de la Huerta de Murcia, cerámica dieciochesca, antiguos utensilios utilizados en la época y grabados de Piranesi. De la misma forma que también se exponen retratos de los reyes Felipe V, Carlos III y de sus respectivas esposas así como obras de la escuela salzillesca.

Planta tercera

En la tercera planta encontraremos obras del siglo XIX, desde los románticos Rafael Tejeo, Hernández Amores, Martínez Pozo, Obdulio Miralles, etc, a obras de temática costumbrista o regionalista de Gil Montejano, José María Sobejano López e Inocencio Medina Vera. La temática animalística está representada a través de las obras de Alejandro Séiquer, y la floral por Pedro Sánchez Picazo. También se exponen los bocetos para el techo del Teatro Romea.

De entre los autores nacionales, esta planta dispone de cuadros de Esquivel, Madrazo, Eduardo Rosales, Carlos de Haes, Muñoz Degrain, Sorolla y Romero de Torres entre otros.

Lo más