Región de Murcia

Murcia reúne a cien representantes de empresas nacionales y locales en el Día de la Seguridad Alimentaria

La jornada ha tenido lugar hoy en la sede del Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTC) en Molina de Segura

Murcia reúne a cien representantes de empresas nacionales y locales en el Día de la Seguridad Alimentaria

Informativos @cope_murcia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:02

Tras la aprobación el pasado 20 de diciembre de 2018 del nuevo día mundial de la Seguridad Alimentaria por la Asamblea General de las Naciones Unidas, este año se ha celebrado por primera vez un día que surge con el objetivo de incrementar la concienciación sobre la amenaza a nivel mundial que representan las enfermedades transmitidas por los alimentos, y concienciar sobre la necesidad de realizar un mayor esfuerzo para garantizar que los alimentos que consumimos sean inocuos y seguros.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura afirma que cerca de 600 millones de personas a nivel mundial enferman por causa de haber consumido alimentos contaminados, entre otros, por microorganismos, parásitos o sustancias químicas.

En este sentido y en el marco de esta celebración mundial, Cleanity, como empresa a la vanguardia de la higiene industrial, organizó una jornada el pasado 7 de junio junto al Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTC) con el objetivo de poner en valor la Seguridad Alimentaria en términos de limpieza y desinfección.

Más de 100 expertos se dieron cita en las instalaciones de CTC en Murcia en esta jornada en la que se contó con la presencia y participación de Mariam Burdeos, Directora de Cleanity, Pablo Flores Ruiz, Director del CTC, Víctor Judici, Key Project Manager de ACO Sumideros Higiénicos, José Fernández Calatayud, Responsable de Microbiología en CTC, Blas Marsilla de Pascual, representante de la Academia de Ciencias Veterinarias de la Región de Murcia, Antonio Alberola, Director de Producto en Cleanity y Florenci Cutrina, Fundador y CEO de Gram Positivo.

Como comentaba Mariam Burdeos, se trata de crear “oportunidades para mejorar la calidad de vida de las personas, garantizando la máxima seguridad y salud.” De igual modo, destacaba la “magnífica oportunidad para aunar conocimientos entre todos los que estamos hoy aquí, y abordar las mejores Prácticas en limpieza y desinfección de Industrias de Alimentación y Bebidas.” Por su parte, Pablo Flores Ruiz, afirmaba que “la Seguridad Alimentaria es un aspecto fundamental hoy para la industria y que toca todos los aspectos y procesos del sector. El estar informados y formados es necesario, por lo que este tipo de jornadas son una buena herramienta para compartir conocimientos y mejorar en nuestros procesos”.

Todos los participantes coincidieron en señalar la importancia de contar con un plan de evaluación de riesgos que permita solucionar problemas a corto plazo y, también, prevenirlos a largo plazo. De igual modo, pusieron de manifiesto cómo el sector de la Alimentación ha ido demandando de forma progresiva mayores niveles de excelencia en el ámbito de la Seguridad Alimentaria y cómo todos los que forman parte del sector alimentario han ido dando una mayor importancia a todas aquellas medidas dirigidas a asegurar un mayor control sobre la cadena alimentaria.

En opinión de Víctor Judici, “es vital asegurar unos estándares de calidad, medio ambiente y seguridad laboral que puedan garantizar la satisfacción de nuestros clientes y la salud de nuestros trabajadores, y a la vez, generar el mínimo impacto ambiental.”

José Fernández Calatayud puso en valor la importancia de evaluar verdaderamente cuál es el riesgo. “Hay veces que no es importante destacar los patógenos porque no es un peligro, pero en otras ocasiones sí. Hay que puntualizar. Hay que saber dónde está el riesgo y dónde no y, para ello, la evaluación de estos riesgos es imprescindible.”

Por su parte, Blas Marsilla de Pascual, añadió que “el que no cree en el análisis de riesgos no sirve para estar en la industria alimentaria pues es lo que va a asegurar la supervivencia de nuestro sector. Es un proceso secuencial basado en tres elementos: La evaluación del riesgo, la gestión de los mismos y la comunicación.”

Antonio Alberola, abordó la problemática de los biofilms y cómo su presencia en la industria alimentaria ha supuesto históricamente un reto para el sector por el riesgo para la salud que representan y la pérdida económica que supone para las empresas. “Eliminar biofilms es relativamente sencillo, lo importante es ver de qué manera podemos prevenir su formación.” Remarcaba la importancia de “un método 360º en el que se impliquen a todas las partes del equipo, desde el análisis del espacio hasta la implementación de un plan de limpieza adaptado a las características de cada cliente.”

En palabras de Florenci Cutrina “la gestión de riesgos es crítica y tiene que ser dinámica. Tiene que ser cambiante. Hay que aprovechar mejor toda la información que el mismo sistema nos genera. Es importante buscar el origen de los problemas para evitar actuar sólo a corto plazo y prevenir que estos problemas surjan en el futuro.”

Lo más