SOLIDARIDAD

Cruz Roja ayuda a 35 familias de la Región a mejorar eficiencia energética de su casas y abaratar facturas

Los beneficiarios tienen bajos recursos económicos o ingresos precarios y tienen que decidir si pagar la luz o comer

Cruz Roja ayuda a 35 familias de la Región a mejorar eficiencia energética de su casas y abaratar facturas

EUROPA PRESSInformativos @cope_murcia

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 10:05

Cruz Roja ayudó en 2019 a 35 familias de toda la Región de Murcia a mejorar la eficiencia energética en sus domicilios, proporcionándoles consejos para abaratar las facturas de suministro, comprándoles electrodomésticos más eficientes o entregándoles kits con bombillas LED, regletas u otros utensilios que contribuyen a este fin.

Así lo ha hecho saber a Europa Press la trabajadora social del Programa de Personas en Situación de extrema vulnerabilidad de Cruz Roja, Consuelo Bernal, quien ha señalado que este proyecto lleva en marcha desde 2019 y los beneficiarios, normalmente, tienen bajos recursos económicos o ingresos precarios. "En muchos casos, tienen que decidir si comer o pagar la luz y el agua", lamenta.

"El año pasado nos hemos encontrado con viviendas en las que el frío atraviesa las ventanas o gente que tiene la puerta de a lavadora rota, con lo que se escapa el agua", según Bernal, quien critica que muchas de estas casas son alquiladas y sus propietarios tampoco se preocupan de que las condiciones de habitabilidad sean las adecuadas.

Para ponerle remedio a estas situaciones, los miembros de Cruz Roja que trabajan con familias vulnerables en las oficinas locales de la organización humanitaria seleccionan a los beneficiarios en función de los requisitos económicos que fijan los organismos financiadores del programa.

En concreto, Cruz Roja seleccionó familias que tenían facturas de suministro muy elevadas de forma reiterada. Los voluntarios del proyecto de Pobreza Energética de Cruz Roja quedan con la familia, les presentan el proyecto y, si finalmente aceptan, ponen en marcha el protocolo, tal y como explica Bernal.

En primer lugar, la familia tiene que rellenar un cuestionario de auditoría ambiental en el que tiene que reflejar si tiene luces incandescentes o tipo LED en casa; si tiene las ventanas bien aisladas o si les entra aire; o si los electrodomésticos son muy antiguos o están adaptados a la clase A+ o A++.

Una vez que las familias rellenan el cuestionario de auditoría, los voluntarios de Cruz Roja pueden visitar su domicilio si estiman que es necesario comprobar 'in situ' las condiciones de habitabilidad para completar la información.

UN INFORME DE RECOMENDACIONES

Con los datos recabados, Cruz Roja cuenta con una web titulada 'Ni un hogar sin energía' en el que vuelca todos los datos de la familia relativos a las facturas de suministro. Los responsables de este portal responden con un informe de recomendaciones que se entrega a las familias.

Por ejemplo, el informe refleja si las familias deben de reducir la potencia contratada en la factura de luz, si necesitan una tarifa de discriminación horaria en función del momento del día en el que consumen más energía, y se les orienta para que puedan acceder al bono social.

De la misma forma, Cruz Roja realiza con las familias talleres formativos de buenas prácticas tanto en el hogar como en el entorno, para concienciar a todos los miembros.

En base a las condiciones de habitabilidad y las recomendaciones del informe, Cruz Roja confecciona un kit de eficiencia energética que puede contener bombillas LED de bajo consumo; regletas para evitar el modo 'stand by'; burletes para puertas y ventanas; o aislantes de cristales para evitar que entre el frío y la humedad.

Si es necesario, en alguno de los casos, Cruz Roja llega a comprar electrodomésticos, porque eran los responsables de elevar el coste de la factura.

En 2019, Cruz Roja firmó un convenio con el Ayuntamiento de Alhama de Murcia sobre eficiencia energética que ha permitido ayudar a unas 15 familias. Asimismo, la organización humanitaria cuenta con un acuerdo con la Comunidad Autónoma que ha beneficiado a otras 15 familias.

EL PROYECTO SE AMPLÍA EN 2020

Bernal ha señalado que Cruz Roja ha empezado a implementar este proyecto con un poco de retraso con respecto a otras comunidades y se ha marcado objetivos muy pequeños para hacer una prueba piloto y ver cómo funcionaba. "La verdad es que hemos visto que ha tenido muy buena aceptación las asambleas locales en las que ha sido puesto en marcha, tanto por parte de los voluntarios como de las familias", ha manifestado.

Para 2020, Cruz Roja ha aumentado los objetivos con el fin de seguir trabajando con estas familias y poder darles una buena formación y unas buenas prácticas.

En este sentido, el 100% de las familias atendidas en 2019 ha recibido su kit de eficiencia energética y todos han acudido a los talleres. Además, la organización humanitaria ha realizado tres reformas 'express', mediante la compra de electrodomésticos para tres familias que así lo necesitaban.

El programa se puso en marcha en 2019 y se beneficiaron familias de Murcia, de Alhama de Murcia y de Alcantarilla. La intención de Cruz Roja es seguir ampliando el territorio, trabajando en Yecla, en la Vega Media y en todas las oficinas locales de Cruz Roja.

Además, en 2020, la oficina autonómica de Cruz Roja contará con un referente o departamento de medio ambiente, que tiene más formación sobre este tipo de proyectos. No obstante, la expansión del proyecto en el futuro depende de la financiación externa y de lo que ponen las oficinas autonómicas de Cruz Roja de sus fondos propios.

En cuanto al perfil de los beneficiarios, ha señalado que ya no son solo familias inmigrantes, sino que están a la par con las familias originarias de España. Asimismo, explica que están acogidos a este programa todo tipo de familias, algunas de ellas numerosas y otras con menores en acogimiento donde los abuelos son los que se están haciendo cargo de ellos, por ejemplo.

PROYECTO DE AYUDAS BÁSICAS

Estas familias son beneficiarias originalmente de otros proyectos de Cruz Roja, como el que cubre necesidades básicas que contempla también el pago de facturas de suministro, ayudas de alimentación e higiene, ayudas sanitarias (óptica o medicamentos). En este programa están inscritas 340 familias, a una media de 3 miembros en cada una, lo que equivale a unas 1.020 beneficiarios indirectos.

Este proyecto implica el gasto de 560 euros por unidad familiar para trabajar con ellos. "Es muy poco dinero pero intentamos priorizar los gastos, y les enseñamos buenas prácticas con talleres, a cómo reducir las facturas o cómo pagar menos en el supermercado comprando, por ejemplo, marcas blancas".

En otros casos, en vez de suministros, con esta ayuda se les puede gestionar la alimentación de todo el año. "Depende un poco de la tipología de la familia", según Bernal, quien indica que al 99% se les paga alguna factura y se les complementa con ayudas a la alimentación o la higiene. "Es lo que más les agobia día a día, que les puedan cortar la luz, por ejemplo", lamenta.

ORIGEN DEL PROYECTO

En toda España, Cruz Roja lanzó en 2008 un llamamiento para reducir la huella de carbono y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a nivel interno, con una campaña que tuvo una duración de cuatro años y que sirvió a la organización humanitaria para sacar conclusiones sobre aspectos que mejorar.

En concreto, Cruz Roja llevó a cabo esta campaña para reducir sus emisiones, por ejemplo, a través de sus vehículos, en las oficinas o en el consumo eléctrico, entre otras cosas. La ONG se comprometió a reinvertir en la sociedad todo lo gastado, y calculó un importe de 120 euros por familia vulnerable detectada.

Todo ello se sumaba a los proyectos de atención urgente a las necesidades básicas, de la prevención de la exclusión social o cualquier otro departamento que esté trabajando con familias y que sepa que es necesaria la intervención con ellos para reducir el coste de las facturas, tanto de agua como de luz o de gas.

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar