Agua

La CHS podría incrementar las restricciones de agua ante la falta de lluvias

Urrea destaca que el agua desalada es "casi tanto o más" que los recursos superficiales y el agua del trasvase en la cuenca del Segura

Audio

Redacción @cope_murcia/Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:14

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), está seriamente preocupada ante la falta de lluvias, "nos encontramos en una situación de prealerta en la cuenca", ha señalado su presidente, Mario Urrea, para avanzar que en un mes convocarán a la Junta de Gobierno a fin de "revisar si esa situación se sigue manteniendo o desgraciadamente empeora", en cuyo caso, ha anunciado, "habría que incrementar las restricciones".

Así, ha explicado que los embalses se encuentran al 30 por ciento, "lo que no es una cifra elevada", esto "es algo que nos preocupa mucho", ha enfatizado para comunicar el anuncio a los boletines de la propuesta de adjudicación de 11 hectómetros cúbicos de la ampliación de la desaladora de Águilas "que no habría sido posible si no es con un plan de cuenca que deja muy claro, dentro de los objetivos de planificación, quienes son las prioridades para recibir ese agua".

Esos 11 hm3 irán para uso agropecuario, que incluye agricultura, ganadería y algún uso para el turismo, ha apuntado Urrea antes de iniciar la celebración de las mesas sectoriales del nuevo Plan Hidrológico 2021-2027 con la mesa dedicada a 'Abastecimiento y Depuración', donde ha destacado que el agua desalada pesa "casi tanto o más" que los recursos superficiales y el agua del trasvase en la cuenca del Segura.

Un compromiso del Gobierno de España y del delegado del Gobierno, Diego Conesa, así, "queremos ordenar todas las aguas procedentes de la desalación", que llevan un tiempo en proceso administrativo, algo que consideran "excesivo". Al hilo, el presidente de la CHS ha indicado que la planta desaladora de Torrevieja ya no tiene un problema administrativo, "son ya problemas técnicos" y si todo va bien, "en la semana del 25 de marzo podrá disponer de energía y efectuarse ya las pruebas".

Antes de iniciar la celebración de una de las mesas sectoriales del nuevo Plan Hidrológico 2021-2027, Urrea ha afirmado que el nuevo plan cuantifica por ejemplo la totalidad del volumen de las aguas desaladas que se va a disponer, indicando que el potencial último estará en 400 hm3, de los 128 hectómetros actuales. En 2021 estarían disponibles, si los trabajos del Ministerio se realizan en los plazos previstos, ha afirmado.

"Hasta ahora eso ha sido una discusión", ha enfatizado, para comunicar que han ofertado 37 hm3 de Valdelentisco y se han presentado ofertas por 64 hm3; "el sector agrario es consciente de la situación de la cuenca y sabe que ésta, es el única agua disponible en este momento y opta a ella" por lo tanto "la planificación debe contemplar toda la capacidad de producción de las aguas desaladas".

Urrea ha apuntado, al respecto, que los recursos superficiales de la cuenca son 303 hm3 de media, 325 hm3 el trasvase y la desalación en 350-400 hm3. "Tres patas de un peso repartido", a lo que se suma una cuarta, la depuración, con unos 100 hm3, sumando la reutilización y los retornos; poniendo en valor que la desalación "pesa casi tanto o más que las superficiales, bien sea del Tajo-Segura o de los superficiales de la cuenca".

Preguntado por si el modelo actual es sostenible ante el cambio climático, Urrea ha señalado que "todos somos consientes de la amenazas que supone el cambio climático, ya constatado, lo que tenemos que hacer es adaptarnos".

A su parecer, la cuenca del Segura, "mediante esta utilización de recursos hasta ahora llamados 'No convencionales' pero que ahora se están sumando a la planificación en cuantías casi similares a los recursos convencionales", está haciendo "una labor de adaptación pionera en el territorio nacional".

Finalmente, sobre la contaminación de plásticos en los azarbes que llegan al río Segura, el presidente de la CHS ha explicado que viene de los distintos municipios por los que circula los azarbes de la Vega Baja y que ya se trabaja en la limpieza.

Aunque la CHS quiere articular un protocolo entre ayuntamientos, Confederación y Comunidades de Regantes para que esto no suceda, "hay que ir al origen del problema y entre todos resolver este problema".

Fundamentalmente, ha señalado el presidente de la CHS, "es un problema de la Vega Baja, que va recogiendo todos los retornos de la Vega Media" porque "los ciudadanos no se han concienciado de que el plástico debe ir a su correspondiente contenedor".

Lo más