EDUCACIÓN

CCOO pide más personal, mejores condiciones de trabajo y cambio de gestión en el colegio Pilar Soubrier

Audio

COPE LORCA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:29

La Federación de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras (FECCOO) ha denunciado la falta de personal que afecta al colegio de educación especial Pilar Soubrier de Lorca, donde el número de trabajadores es insuficiente para atender las necesidades de los alumnos.

El secretario general de FECCOO, Ignacio Tornel, que ha comparecido en una rueda de prensa con trabajadores del centro, ha reclamado a las autoridades educativas una dotación urgente de más personal para el centro y garantías de condiciones de trabajo dignas a los profesionales que ya trabajan en él.

En el centro trabajan 48 docentes y 70 trabajadores de servicios educativos complementarios que se ocupan de 140 estudiantes de toda la Región, algunos de hasta 21 años y de los cuales casi 40 pernoctan en la residencia que forma parte del centro.

Tornel ha relatado que el perfil de los matriculados en el centro ha variado sustancialmente en los últimos cinco años y ha explicado que en la actualidad hay un porcentaje muy amplio de menores con “graves trastornos de conducta y alto grado de agresividad” que requieren una atención más personalizada y al menos dos trabajadores para cada uno de ellos.

Por ello el sindicato reclama que la Consejería de Educación tenga en cuenta el cambio de perfil de usuarios para adecuar las necesidades de formación del personal docente y no docente y que incluya al centro en el programa de proyectos de vida inclusivos, para que cada alumno compute doble, bajando así las ratios por aula.

Otra de las exigencias de los trabajadores es una cobertura rápida de las bajas médicas, que son muy frecuentes por las agresiones que sufre el personal, y que ante lo reducido de la plantilla encuentran dificultades para atender a los escolares si las vacantes no se cubren de inmediato.

Ana Méndez, una de las trabajadoras del centro, ha relatado que dadas las necesidades del alumnado, sobre todo en atención a sus problemas conductuales y de agresividad, se hace necesario aumentar la plantilla del colegio e incluso duplicarla,

También ella se ha referido al cambio de perfil de los usuarios, que ha provocado que el Pilar Soubrier no esté adaptado a las necesidades de este nuevo tipo de alumnos, y se ha referido a problemas como la altura de las vallas del patio, que son demasiado bajas y pueden saltar los estudiantes.

Ha reclamado una adaptación general del colegio a la nueva situación de sus alumnos, la cobertura de parte de la pista exterior, que permita su uso en verano o cuando llueve, además de todo lo que tiene que ver con barreras arquitectónicas y espacios interiores.

Isidro Fortuna, responsable de PAS-PSEC del sindicato ha dicho que para la consejería de Educación la situación de este centro es “su principal problema” pero le ha reprochado la falta de decisiones, estrategia e inversión para revertir la situación.

Según CCOO Enseñanza ni la la Consejería de Educación ni el servicio de Atención a la Diversidad han dado respuesta a las peticiones realizadas desde el colegio ni desde el sindicato y recuerda que en el centro los alumnos están escolarizados hasta los 21 años y que en algunos casos requieren atención especial durante las 24 horas.

Lo más