Universidad

La UPCT poblará de jara de Cartagena dos parcelas de la batería de las Cenizas cedidas por el Ministerio

Esta acción se enmarca en el proyecto de recuperación de la jara de Cartagena que desde enero de 2019 está llevando a cabo la Universidad Politécnica 

La UPCT poblará de jara de Cartagena dos parcelas de la batería de las Cenizas cedidas por el Ministerio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:45

La jara de Cartagena, especie en peligro de extinción, seguirá ampliando sus poblaciones gracias a la UPCT, que va a crear un nuevo núcleo experimental con la plantación de 70 individuos en dos parcelas cedidas por el Ministerio de Defensa en la batería de las Cenizas. El acuerdo de cesión de uso entre la Administración General del Estado y la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) se ha materializado esta mañana en el Gobierno Militar de Cartagena y ha sido firmado por la vicerrectora de Investigación, Beatriz Miguel, y el coronel jefe del Regimiento de Artillería Antiaérea 73 y jefe del acuartelamiento Tentegorra, Carlos Javier Frías Sánchez.

Esta acción se enmarca en el proyecto de recuperación de la jara de Cartagena que desde enero de 2019 está llevando a cabo la Universidad Politécnica de Cartagena, con la financiación de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y la colaboración del Ministerio para la Transición Ecológica.  “Uno de los problemas al que se enfrenta la conservación de la jara de Cartagena es la escasa superficie que abarcan las áreas incluidas en el plan de recuperación de la especie, que además son de naturaleza privada.  Como respuesta a esta necesidad, se pretende ampliar el área de distribución de la especie mediante ensayos en dos localizaciones que se han seleccionado por su idoneidad, situadas una en el entorno de la batería de La Chapa y otra en las proximidades de la batería de Cenizas, siendo este último enclave objeto de la autorización demanial otorgada por Defensa”, explica la investigadora responsable del proyecto, María José Vicente.

La jara de Cartagena es una de las especies más amenazadas de la flora española. En la actualidad únicamente se conocen dos exiguas poblaciones silvestres: un pequeño núcleo en la Región de Murcia y un único individuo en la Comunidad Valenciana. Esta circunstancia dio lugar en 2018 a la declaración de “situación crítica” de la especie por el Ministerio para la Transición Ecológica, por lo que se consideran de interés general las obras y proyectos encaminados a la recuperación de la especie.

Con este nuevo proyecto, los investigadores continúan trabajando por la recuperación de la especie. Entre las actuaciones de conservación ex situ, se está ampliando la colección de referencia de la especie situada en el centro de Conservación de Flora Silvestre, para la producción de semilla evitando al máximo la extracción de material de la población natural. Como actuaciones de conservación in situ, se está llevando a cabo la gestión de la hibridación con la jara blanca (una de las amenazas señaladas en el plan de recuperación de la especie), el control del pisoteo en la población natural, el apoyo a la regeneración natural con ensayos de semillado, la gestión del hábitat, la ampliación de los núcleos introducidos en 2017 con la plantación de otras 250 plantas, y la ampliación del área de distribución de la especie, que es el objetivo de la colaboración entre el Ministerio de Defensa y la Universidad Politécnica de Cartagena.

Lo más