TRIBUNALES

Treinta años de cárcel para el acusado de matar a su exnovia en Canteras en 2017

En el crimen hubo alevosía y ensañamiento del condenado

Treinta años de cárcel para el acusado de matar a su exnovia en Canteras en 2017

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:05

La Audiencia Provincial ha condenado a penas que suman 30 años de prisión al joven declarado culpable por un jurado popular del asesinato de su expareja en la vivienda de esta en el barrio cartagenero de Canteras al no aceptar la ruptura ni consentir que pudiera rehacer su vida con otro.

La sentencia le impone 27 años por un delito de asesinato en concurso con otro de allanamiento de morada, y 3 por otro de amenazas.

De conformidad con el veredicto popular, emitido el pasado 11 de octubre, se declara probado que en septiembre de 2017, el día siguiente a que el acusado se desplazara desde su localidad de residencia, Málaga, hasta Canteras, para acabar con la vida de la joven, que tenía 20 años cuando fue asesinada.

Se declara acreditado que accedió a la vivienda en un primer piso con una escalera que momentos antes había adquirido en una ferretería cercana y que una vez en el interior aguardó la llegada de su expareja.

La muerte, que se produjo por la gran hemorragia que le produjo el medio centenar de puñaladas que le dio y por la asfixia producida al entrar la sangre en las vías respiratorias, ocurrió pocas horas después de que la víctima, acompañada por su padre, hubiera presentado una denuncia contra el acusado ante la Guardia Civil.

Afirma la sentencia, dictada por el presidente del jurado popular, el magistrado José Luis García, que en el crimen hubo alevosía, ya que la joven no tuvo la menor posibilidad de defenderse, y ensañamiento, al aumentar el acusado innecesariamente su dolor con la proliferación de puñaladas.

Al fijar las condenas, que incluyen también sendas órdenes de alejamiento de los padres y de la hermana de la fallecida durante 10 y 3 tres años, respectivamente, el magistrado ha tenido en cuenta las agravantes de afectividad y de comisión de los delitos de asesinato y amenazas por razones de género.

Finalmente, le impone la obligación de indemnizar a los padres y a la hermana de la víctima con 320.000 euros. 

Lo más