Boletín

Vitoria pide al Gobierno vasco restringir las salas de juego

Su proliferación genera cada vez más rechazo y algunas han sido atacadas con pintura. La polémica por su apertura se extiende a Bilbao y San Sebastián.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:56

En Vitoria hay más de 30 salas de juegos, muchas han proliferado en el último año y algunas se ubican cerca de centros escolares. Todas cumplen la normativa vigente. Por ello el Ayuntamiento quiere cambiar su regulación para limitar la apertura y aumentar el control. Tras la aprobación en pleno municipal de una moción en la que los grupos pedían poner coto a estos negocios, hoy el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha anunciado tres medidas para lograr tal fin.

Ya ha pedido al Gobierno vasco que cambie con urgencia el decreto relativo a estos salones recreativos para que sea más restrictivo en cuanto los aspectos que regula, como su número o la distancia que debe haber entre ellos. También ha solicitado a la Ertzaintza y a la Policía Local que incremente la vigilancia de estos lugares para asegurar que no acceden a ellos menores, algo prohibido por ley. El regidor asimismo prevé cambiar la planificación urbanística de la capital para limitar las zonas en las que puedan instalarse estas salas a través de la definición de los usos de cada zona, en especial aquellas con colegios.

Urtaran no declara la guerra a los salones recreativos pero sí quiere restringirlos. “No digo que no tenga que haber salas de apuestas, pido aplicar el sentido común. Lo que no pueden es proliferar en todos los lugares, permitir la entrada de menores y que esto acabe en un problema de salud pública por adición al juego”, ha señalado tras mostrar su preocupación e inquietud al respecto.

La polémica sobre la apertura de estos negocios se extiende a Bilbao y San Sebastián. En Vitoria algunos salones han sido atacados en las últimas semanas con pintadas. Desde Asajer, Asociación Alavesa de jugadores en rehabilitación, recuerdan que ahora estas casas de apuestas están ligadas a la hostelería y la facilidad de enganche es mayor.

Lo más