Víctimas del exetarra López de Abetxuko protestan en la UPV mientras imparte una charla

Se sienten solas e indignadas porque un “asesino no puede ser referente”. Sare, que esgrime la libertad de expresión, veta a las cámaras en la conferencia

Vídeo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:22

Mientras el exetarra José Ramón López de Abetxuko impartía una conferencia en la UPV ante un nutrido grupo de estudiantes en el aulario de Las Nieves del campus de la UPV en Álava, enfrente, familiares de sus dos víctimas mortales, Eugenio Lázaro, jefe de la policía municipal de Vitoria y Jesús Velasco, jefe del cuerpo de Miñones, han protagonizado una pequeña concentración con lemas como “Asesinos fuera de la universidad” o “Ni olvido ni perdono”. Casilda Chivo Velasco, ha lamentado que López de Abetxuko se presente como un “referente”, cuando es un asesino no arrepentido que le impidió conocer a su abuelo. “Les contará a los estudiantes que no es el malo, yo les digo que sí, que por culpa del terrorismo de ETA España está llena de viudas, de padres sin hijos y de hijos sin padres. Esta es una historia de buenos y malos, de víctimas y asesinos. En una sociedad libre y sana un terrorista no puede ser ejemplo de nada”, ha señalado.

Veto y tensión

Se ha vivido algo de tensión cuando la pequeña concentración de protesta, convocada por la Asociación Esteban de Garibay, y el amplio grupo de estudiantes de enfrente se han cruzado reproches que no han llegado a más. La libertad de expresión a la que se han agarrado Sare, la Red de apoyo a los presos de ETA promotora de la charla, y la UPV para mantener la conferencia se ha vulnerado con los periodistas a quienes se ha vulnerado su derecho a informar al vetar a las cámaras en la conferencia.

Poco respaldo social

El líder del PP vasco, Alfonso Alonso, presente en la concentración junto a otros miembros del partido, ha cargado contra la permisividad de la UPV y ha lamentado que no haya más rechazo social y político. “Deploro que muchos no estén hoy aquí”, ha sentenciado. “Es una vergüenza la manera de la Universidad de celebrar el Día de los Derechos Humanos, igual que si hubieran invitado a un violador para celebrar el Día de la mujer. Este criminal intenta adoctrinar a nuestros hijos en el odio y no lo vamos a permitir”, ha lamentado.

Lo más