Urkullu sitúa a Euskadi en “alerta máxima” por las incertidumbres

En el Pleno de Política General ha advertido sobre las repercusiones de otras elecciones y una nueva crisis aunque la economía vasca seguirá creciendo 

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:17

En los primeros minutos del discurso de su último Pleno de Política General el lehendakari ya se ha referido al “paso atrás” que supone repetir las elecciones generales. Esa inestabilidad, que ha achacado a la falta de “seriedad y rigor” de la política nacional, sumada a las incertidumbres globales como el brexit y a una nueva crisis económica tienen a Euskadi en un “estado de alerta máxima”. Así de explícito se ha mostrado Iñigo Urkullu, tras admitir que le preocupa el escenario descorazonador que reina en el Estado.

Pacto bilateral y concierto político

El lehendakari ha contrapuesto ese escenario de inestabilidad y falta de responsabilidad política en el Estado con una Euskadi “solvente”, con vocación de servicio y que hace gala de acuerdos con todos. “Mientras el mundo está hilvanes”, ha afirmado, el Gobierno vasco trabaja con “visión, seriedad y compromiso”. Y para poder hacerlo aún con más garantías y margen, ha vuelto a pedir al Estado un “pacto bilateral” y a los grupos vascos que trabajan en la ponencia de autogobierno consensuar un nuevo Estatuto. También ha agradecido al grupo de expertos su trabajo y ha señalado que el 30 de noviembre presentarán su informe de conclusiones. En el capítulo de convivencia ha pedido una “reflexión crítica”, y no una condena, del terrorismo, “incluyendo explícitamente la violencia de ETA” en un mensaje dirigido a EHB. Así mismo, ha sentenciado que no caben los reconocimientos a los presos de ETA.

Seguir creciendo

En materia económica la previsión es seguir creciendo, “algo menos”, y generar empleo. Aunque Urkullu ha admitido que en el contexto actual “no podemos dar por segura esa tendencia, sí nuestro empeño en que se den las condiciones”. Ha habido mucho balance de logros, como situar por debajo del 10% la tasa de paro, pero ningún anuncio más allá de las 10 líneas generales que ha avanzado del presupuesto de 2020, entre ellas, mejorar el empleo juvenil, la Atención Primaria y la igualdad, frente a quienes la cuestionan en alusión a VOX. Urkullu ha tendido la mano a la oposición, a la que necesita para sacar adelante sus últimos presupuestos y más leyes. Y ha advertido que no someterá a la comunidad vasca a la tensión política que se vive en el Estado, fuentes de Lehendakaritza explican que significa que no adelantará unos comicios que se prevén para la primavera de 2020.

Lo más