COPE

Trabajadores del sector de cuidados de Euskadi y Navarra se manifiestan en la calle

Había convocado ELA para este martes 17 y ha denunciado que los servicios mínimos "abusivos" han impedido el derecho de huelga al colectivo

En este vídeo la manifestación va llegando a la Diputación Foral de Bizkaia, en Bilbao

Vídeo

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 06:52

Miles de trabajadores han participado este martes, 17 de noviembre, en las manifestaciones y concentraciones que se han llevado a cabo durante la jornada de huelga convocada por ELA en el sector de los cuidados en Euskadi y Navarra. El sindicato ha denunciado que los "abusivos" servicios mínimos decretados por los gobiernos vasco y navarro "han imposibilitado" ejercer el derecho de huelga a "la mayoría" de las trabajadoras del sector, llamadas a reivindicar unos cuidados profesionales "públicos" y basados "en las personas y no en el negocio".

Según ha informado ELA, tras realizar concentraciones a primera hora de la mañana en los centros de trabajo para denunciar los servicios mínimos decretados, y para solidarizarse con las trabajadoras a las que "han conculcado" su derecho a la huelga, a mediodía se han llevado a cabo diferentes protestas y movilizaciones en las capitales vascas y navarra y en diversos municipios, en las que también han tomado parte asociaciones de familiares como Babestu o Gipuzkoako Senideak, entre otros, y diferentes plataformas de pensionistas y colectivos feministas.

El sindicato ha trasladado que los actos "más multitudinarios" se han celebrado en San Sebastián, Vitoria-Gasteiz, Pamplona y Bilbao, donde ha tomado la palabra el secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, en una intervención que ha transcurrido ante la Diputación de Bizkaia y tras concluir dos manifestaciones paralelas, protagonizadas por cientos de trabajadores, que habían partido desde Plaza Moyúa y la Plaza Circular, para confluir ante el Palacio Foral.

En su intervención, Mitxel Lakuntza ha denunciado en primer lugar los servicios mínimos decretados porque "ya no nos dejan ni hacer huelga para denunciar este modelo de trabajo de atención y de cuidados precario, al que le falta material para garantizar la salud de usuarios y trabajadoras y también mejores salarios".

Lakuntza ha criticado "la hipocresía política de quienes os llaman esenciales y os tratan como a prescindibles", cuando los cuidados "no pueden ser un negocio, sino un servicio público de calidad para todos, usuarios y trabajadores".

En este sentido, el líder de ELA ha trasladado a los concentrados que el objetivo de su sindicato es "publificar el modelo y exigir la creación de 10.000 puestos de trabajo en este sector".

Para ello, ha apelado a "la responsabilidad política" para que reconozcan el valor de los cuidados y apuesten por invertir el dinero público en ese modelo de cuidados desde lo público, no recurriendo a "fondos de inversión y empresas privadas que convierten los cuidados en negocio a cuenta de ese dinero público", lo que demuestra, en su opinión, que "han decidido que esta crisis y su factura la paguen los de siempre. "Contra esa política y esa desigualdad y privilegios es contra los que nos rebelamos", ha afirmado.

Lakuntza ha criticado las palabras del portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, cuando afirmó que la sociedad debía acostumbrarse a convivir con el virus. En su opinión, "en lugar de poner medios y recursos para acabar o combatir esta tragedia, el mensaje que lanzan es que nos acostumbremos a convivir con el virus, algo que es una auténtica irresponsabilidad y un despropósito".

"Cómo os tiene que sonar eso a un sector, como el de los cuidados, que se ha tenido que proteger contra ese virus con bolsas de basura para poder hacer su labor", ha añadido, para concluir que resulta "incomprensible que no se tomen en cuenta las numerosas lecciones que ha dejado este virus".

GRAN MENTIRA PÚBLICO-PRIVADA

Tanto en el discurso de Lakuntza como en los ofrecidos en el resto de concentraciones, se ha interpelado a las tres diputaciones forales y ayuntamientos, así como a los gobiernos vasco y navarro para exigirles que, "de manera inmediata", cambien el actual modelo que se basa en el negocio y no en las personas y que no garantiza unas condiciones de vida dignas ni a las trabajadoras ni a las y los usuarios".

En opinión de ELA ese modelo basado en "la gran mentira" de la colaboración publico-privada esconde plantillas absolutamente insuficientes y unos ratios inhumanos que traen consigo unas cargas de trabajo inasumibles y que no garantizan tiempos de atención suficientes, violando así mismo el derecho de las personas a ser cuidadas".

También, ha denunciado, "calendarios inhumanos, agendas saturadas o una disponibilidad total, con unos salarios que no garantizan llegar a fin de mes, brecha salarial y falta de inversión en medios materiales y medidas de protección que ponen en grave riesgo tanto la salud tanto de las trabajadoras como la de las personas usuarios".

Ese modelo, que obliga a una atención "deshumanizada", se apoya en una privatización "galopante", donde las empresas buscan por encima de todo y de todos el aumento de unos beneficios que aumentan en la medida que disminuyen las plantillas, empeoran las condiciones o se reduce el tiempo de atención", ha criticado el sindicato.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo